Beneficios de la exfoliación facial

Beneficios de la exfoliación facial

exfoliar la cara

 La exfoliación facial se ha convertido en una paso importante cuando del cuidado del rostro se habla. Y aunque muchas personas realizan este proceso, no todas saben los beneficios que tiene.

¿Por qué hay que exfoliar la cara?

Según Garnier, lo primero que hay que saber es que la exfoliación es una parte importante de la limpieza de la piel, ya que además de eliminar las células muertas que se quedan pegadas en la superficie, favorece la renovación celular y devuelve a la piel su suavidad y luminosidad, ayudando a eliminar las marcas de la piel y manteniéndola oxigenada.

Le podría interesar leer: ¿Qué es doomscrolling y por qué debería importarte?

Además, ayuda a que las cremas penetren más fácilmente y, por tanto, mejora su eficacia. Por estas razones, exfoliar al menos una vez por semana es adecuado y aconsejable para todo tipo de pieles, ya que así se elimina la suciedad y se previene la obstrucción de los poros. 

¿Qué exfoliante facial debo usar?

Como en todos los pasos de la rutina de cuidado facial, a la hora de exfoliar la cara es importante elegir un producto que se adapte a las necesidades de tu piel.

  • Si tu piel es mixta, puedes usar Gel Limpiador 3 en 1 de Pure Active de Arcilla. Su fórmula con ácido salicílico, eucalipto, zinc y arcilla ayuda a purificar la piel y a reducir las imperfecciones. En un solo producto, tienes la eficacia de un limpiador, una mascarilla y un exfoliante. Además, reduce el efecto maskné.
  • Cuando los puntos negros son tu mayor preocupación, utiliza el Gel 3 en 1 Carbón de Pure Active. Su fórmula con carbón y ácido salicílico permite eliminar los puntos negros de raíz y regular la producción de grasa de la piel. Notarás tus poros visiblemente purificados. Por otro lado, es un producto 3 en 1, por lo que es posible utilizarlo como limpiador, exfoliante y mascarilla.
  • Para una exfoliación más intensa, te recomendamos el Exfocepillo de Pure Active. Te permite eliminar las imperfecciones de la piel y combatir los poros marcados.

Cómo hacerlo correctamente

Exfoliar la cara es muy sencillo. Toma nota de los pasos:

  1. Limpia tu cara de imperfecciones y suciedad. Una buena limpieza facial preparará tu rostro, eliminando las posibles impurezas. Más allá de usar agua y jabón, te recomendamos que limpies bien tu piel con un producto completo como el Agua Micelar Clásica. Se trata de un limpiador suave indicado para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles.
  2. Con la cara todavía húmeda extiende el producto exfoliante. Es mejor que tu rostro no esté del todo seco porque así podrás esparcir mejor el exfoliante y los granos de la crema exfoliante no dañarán tu piel. ¡Manos a la obra!
  3. Cuidado al extender el exfoliante. Para obtener el mejor de los resultados tienes que hacerlo de manera suave, en movimientos circulares hacia arriba y desde el centro de la cara (nariz) hacia las orejas. Evita el contorno de los ojos y de los labios, porque en esas zonas la piel es muy delicada.
  4. Aclárate la cara con agua fría para que se cierren bien los poros y utiliza tu crema hidratante habitual

Publicaciones Relacionadas