Bengoa cree contraproducente iniciar reforma
tributaria en año electoral

POR SOILA PANIAGUA
El secretario de Finanzas dijo ayer que la próxima semana el país podría plantear al Fondo Monetario Internacional (FMI), la posibilidad de prolongar a 30 meses la presentación ante el Congreso Nacional del proyecto de reforma tributaria, tras afirmar que sería improcedente llevar a cabo un proceso de ese tipo en un año electoral.

El funcionario se refirió al tema, tras una reunión de consulta con representantes de la Federación Dominicana de Comerciantes (FDC) sobre el proyecto de reforma fiscal y tributaria.

Bengoa manifestó que, en último término, quien decidirá cuándo se someta la reforma al Congreso Nacional, será el Presidente de la República.

“Sería contraproducente involucrar, en medio de un proceso electoral, una cosa tan importante como ésta, porque lo que van a hacer es que se va politizar el proceso”, expresó, en alusión a que en el 2006 en el país se celebrarán elecciones congresionales y municipales.

Comentó que ahora el Estado tiene unos 30 meses para cambiar la comisión cambiaria, la cual era uno de los puntos que argumentaba el FMI para que se acelerara la reforma fiscal.

Dijo que el martes próximo, el equipo económico del gobierno se reunirá con representantes del FMI a quienes les plantearán la posición del país.

“Vamos a reafirmar nuestra posición de que la reforma se iba a formular este año en consulta con todos los sectores y posteriormente se iba a ver en qué momento se presentaba, dependiendo de si se aprobaba el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. Eso es lo que está en la carta de intención, lo que pasa es que el FMI dice que nosotros hemos sido condenados en Honduras y que tenemos 15 meses para desmontar la comisión cambiaria y con TLC o sin TLC vamos a tener que acelerarla”, sostuvo Bengoa.

Manifestó que el año que viene hay elecciones en el país y que el proceso de reforma tributaria podría ser utilizado contra el gobierno, por lo que se correría el peligro de que se politice.

“Uno de los argumentos que el Fondo señalaba, no era lo del CAFTA, lo del desmonte arancelario, que nosotros habíamos sido condenados en la OMC por Honduras y que teníamos 15 meses como plazo para desmontar la comisión, pues yo recibí ayer una comisión del canciller donde me informaba que Honduras va a flexibilizar su posición y que el plazo se va a aumentar a por los menos dos años y medio”, declaró.

Agregó que “en vez de 15 meses, serán 30 meses. Eso nos va permitir a nosotros tener más holgura en el tema de reforma tributaria”.

Dijo creer que las autoridades pueden cometer un error si se precipitan con ese caso, que consideró muy importante y básico y que podrían perder la posibilidad de hacer una verdadera reforma.

En la reunión de Bengoa con los comerciantes, Iván García, presidente de la FDC, dijo que se necesita una reforma tributaria integral y que prácticamente no se afecte el índice de precios, así como que haya una redistribución de los impuestos y afirmó que está en disposición de colaborar con las autoridades.

A su vez, Bengoa comentó que el FMI exige que la reforma tributaria se formule, se someta y se apruebe y refirió que originalmente lo que planteó fue que la reforma tributaria se formulara este año y que en el 2006, dependiendo de lo que ocurriera con el CAFTA, se podría adelantar sin precisar en qué fecha se sometería al Congreso.

Consideró importante consultar a todos los sectores sobre la reforma, porque es importante eliminar los impuestos que son distorsionantes y los que no proporcionan al Estado recursos adicionales, ya que muchas veces se gasta más en cobrar que lo que se recibe.

“Estos hay que pensarlo bien. No podemos atropellar la reforma ni ir con esa precipitación, la marcha acelerada que quiere que hagamos el FMI”, dijo Bengoa.

Añadió que no se trata de un problema técnico, sino político y que quien somete el proyecto de ley y lo firma es el Presidente de la República, “por lo tanto, él es quien tiene la última palabra”.