Benítez manejó correctamente gripe aviar

Ubi Rivas.

Las enfermedades que azotan a las granjas avícolas por gripe aviar y peste porcina a cerdos resultan cíclicas, y en cada caso la experiencia detecta ausencia de providencias en granjeros por descuido en vacunar conforme saben precisan los médicos veterinarios.
Es cuanto acontece ahora con los granjeros avícolas, que obviaron vacunar los pollitos al segundo día de nacer, y ahora están al grito por su culpable descuido, que el titular de Agricultura, Osmar Benítez, ha manejado con certeza, orientado a que el sector productor del primer alimento en la dieta diaria nacional, no sucumba.
Osmar dispuso providencias de reestructuración financiera a través del Banco Agrícola a 60 pequeños granjeros que no vacunaron a tiempo pollitos, instruyendo a Ganadería asistencia inmediata, higienizando granjas y proveer materias primas.
Traduce presteza de Osmar en manejo crisis “newcastle”, gripe aviar o moquillo, ordenando repoblación de diez mil unidades de pollos a pequeños granjeros afectados, conocimiento y eficiencia superación problema, mientras asegura normal flujo de pollos al mercado, advirtiendo no escasez ni motivos para elevar precios.
Exhortó a la población el titular de Agricultura a consumir pollos sin temor, por tratarse de alimento sano, sin contaminación, que se redujo a pequeños granjeros que son minoría, del sector y el suministro estable del mercado, sacrificados pollos afectados.
Experiencia y observación, aseguran, son la madre de la sabiduría, y es de confiar que esta prueba de los pequeños granjeros avícolas sirva de experiencia para no incurrir el error en el futuro.
El “newcastle”, gripe porcina, son enfermedades presentes siempre en granjas, y los granjeros lo saben, y debiendo vacunar a tiempo, que no hicieron los de pollos esta vez.