Berlín, capital de Alemania

Originalmente eran dos poblados, Berlín y Colín, y se unieron en 1237. Berlín, capital del Reino Prusiano (1701-1918), República Weimar (1919-1933), Tercer Reich (1933-1945) y actualmente, Alemania Federal. Alemania es la economía más grande de Europa, con un PIB en el 2013 de US$3,635,959 millones, siendo la cuarta economía mundial. El 13/08/1961 se construyó el muro de Berlín, que aisló a esta ciudad y se pudo mantener por el puente aéreo, pero por carretera era una odisea entrar a Berlín. Recuerdo que estuve en esa ciudad, para recibir un adiestramiento sobre Evaluación de Proyectos y un fin de semana fuimos a Hamburgo y al regreso duramos nueve horas para cruzar el chequeo que tenía Alemania comunista.

En Berlín no se pueden talar árboles, aunque sea en el jardín de su casa, sin autorización de foresta. En la Segunda Guerra Mundial la ciudad quedó destruida, pero fue reconstruida y los obreros hacían horas extra gratis como contribución al país. La Constitución de Alemania y Japón prohíben fabricar armas masivas y ese dinero lo utilizan en educación y desarrollo.

Los reyes de Prusia regalaron a Berlín todos los lagos y la única condición que pusieron fue “no contaminar el agua”. Berlín es un estado federado, con 980 Km2 y dispone de 200 lagos y ¾ partes de la superficie está de bosques. Para tener perros como mascota hay que pagar impuestos y recoger sus heces bien sea en las calles o en los parques. En Berlín todo se cobra, como entrar a un baño público y puede subir al tren sin entregar el boleto, pero si viene un inspector y lo pide y no dispone del mismo, hay que pagar una gran multa. En el Gobierno de Hitler o Tercer Reich, uno de cada 12 alemanes pertenecía a la Gestapo, que era el cuerpo represivo del Gobierno, algo así como el SIM de la era de Trujillo.

La casa donde se reunieron el Presidente de USA., Roosevelt; José Stalin, Rusia, y George Churchill, Inglaterra, para distribuirse el mundo, hoy es un hotel de huéspedes. El Ministerio de Aire de Guerra Goering se salvó de la destrucción de la guerra. Berlín es una gran ciudad, con una población de 3.5 millones de habitantes, con una excelente organización. El 60% de la población de Berlín dice no pertenecer a ninguna religión y por eso Berlín es una ciudad atea. El restante 40% son principalmente protestantes, porque Martín Lutero era alemán, cuando fundó esta religión en 1517. El catolicismo es muy reducido en la ciudad y en todo Alemania predominan los protestantes. Es una ciudad cosmopolita donde está ubicado el Gobierno Federal de Alemania. El muro de Berlín se destruyó el 9/10/1989, que coincide con la caída del comunismo en Alemania Oriental. Berlín quedó destruida después de la Segunda Guerra Mundial. En el 2015 es una ciudad vibrante.