Bernanke y Paulson intentan calmar a los mercados

http://hoy.com.do/image/article/328/460x390/0/A05CDFEE-6D3A-4E5F-8333-FE831FCF67AA.jpeg

POR KRISHNA GUHA, EOIN CALLAN, CHRIS GILES
Y SCHEHERAZADE DANESHKHU

Los principales funcionarios de la política económica de Estados Unidos intentaban tranquilizar a los inquietos mercados ayer, con el argumento de que las perspectivas de la economía de EEUU se mantienen buenas y que la desaceleración hasta un crecimiento más moderado marcha como se esperaba.

Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal dijo en un discurso en Nueva York que la desaceleración “parece estar produciéndose según las líneas previstas en el informe de julio de la Reserva Federal” y advirtió que la Fed pudiera tener que subir las tasa de interés de nuevo.

El señor Bernanke dijo que la inflación central había “mejorado modestamente desde la primavera”, pero observó que la inflación sigue incómodamente elevada”. Al observar que los costos por trabajo han estado “subiendo más rápidamente recientemente”, dijo que existe la “preocupante posibilidad” de que las compañías intenten pasar estos costos más altos a los consumidores. Prometió “continuar observando de cerca la situación de la inflación”.

Hank Paulson, secretario de Tesoro de EEUU dijo a los reporteros en Londres que EEUU tenía una “economía saludable” que estaba haciendo una “transición exitosa” de una tasa de crecimiento insostenible a una más sostenible.

Al repetir que “un dólar fuerte es obviamente favorable a los intereses de nuestro país”, Paulson llamó a un nuevo intento por revivir la ronda de comercio de Doha para apoyar el crecimiento global.

Los comentarios de Bernanke y Paulson fueron reforzados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, que dijo que el panorama de la economía mundial sigue siendo brillante. Al publicar su panorama económico semestral, la OCDE dijo que vio señales de un re-equilibrio suave del crecimiento económico global con un crecimiento más rápido en Europa que compensa gran parte de la desaceleración en EEUU.

Jean-Philippe Cotis, jefe económico de la OCDE, dijo que había señales de que el crecimiento de los desbalances del comercio global se había detenido, aumentando así las posibilidades de un resultado benigno.

Al atribuir la caída del dólar a señales de fortaleza económica en Europa y otros lugares, añadió: “Hasta un ajuste suave de los desbalances tiene que empezar por algún sitio […] Todavía no estamos en una posición en la cual la depreciación del dólar indique que la gente está huyendo hacia EEUU”. Sin embargo, los comentarios de Bernanke sobre la inflación tuvieron poco impacto inmediato en los mercados financieros, recientemente volátiles, donde el dólar y el yen han sido vulnerables. El euro tocó una nueva altura de 20 meses frente al dólar y un pico histórico frente al yen. Más tarde, el dólar subió, pero continúa viéndose bajo presión.

Las acciones corrientes de EEUU resbalaron y el costo de comprar seguro de riesgo de crédito se incrementó ligeramente. Los bonos estuvieron volátiles, al correr temprano con las nuevas de una caída inesperada en la confianza del consumidor estadounidense en noviembre y una baja más marcada de lo esperado en los pedidos de productos duraderos en octubre. Sin embargo, las ganancias se emparejaron posteriormente. Al mediodía, el rendimiento sobre el bono del Tesoro a 10 años estaba sin cambios en 4.53%.

El señor Bernanke dijo que la carga sobre el presidente del sector vivienda de EEUU es probable que continúe el año próximo. Pero dijo que “fuera de los sectores inmobiliario y de vehículos, la actividad económica, en balance, se ha estado expandiendo a un ritmo sólido”, tal como se refleja en el crecimiento de los empleos.

VERSION IVAN PEREZ CARRION