Bernardo Vega desea que los hechos descritos
en su libro premiado no se repitan jamás

http://hoy.com.do/image/article/51/460x390/0/5CAA46E3-E429-4F0A-9BE5-24214FC70D1D.jpeg

POR MARÍA MERCEDES 
A lo largo de cinco siglos, los dominicanos –algunas veces de manera directa, otras indirectas- hemos construido una historia tan diversa como compleja. Esos inolvidables acontecimientos que han marcado la nación fueron escenificados por la gallardía de hombres y mujeres que han creído en un ideal: la libertad.

Precisamente, cuando concluyen estos episodios es que empieza el trabajo de los escritores, quienes dedican sus esfuerzos y sus energías a un proceso de investigación que puede tardar años.

Es el caso del historiador Bernardo Vega, quien en julio de 2004 presentó su obra: Cómo los americanos ayudaron a colocar a Balaguer en el poder en 1966, la que resultó ganadora de la novena entrega del Premio Feria Nacional del Libro, que es auspiciado por el Grupo León Jimenes, la Secretaría de Estado de Cultura y la Dirección General de la Feria del Libro.

Cabe destacar que el texto relata la forma en que el presidente estadounidense Lyndon Johnson, en 1965, hace hoy 40 años, decidió a pocas horas de iniciada la guerra civil en el país, y ante el envío de las tropas estadounidenses, que el próximo presidente dominicano sería Joaquín Balaguer.

Este trabajo fruto de investigaciones hechas por el autor en la Biblioteca de Lyndon Johnson, de Austin, Texas, recoge las conversaciones telefónicas del presidente norteamericano con sus ayudantes, así como docenas de memorándum de reuniones en la Casa Blanca y reportes de la CIA sobre la estrategia a seguir en Santo Domingo.

El acto de entrega, celebrado en la Sala de la Cultura del Teatro Nacional, inició con las palabras de bienvenida a los presentes ofrecidas por Rodolfo Espinal, quien significó que en ese acto cumbre se exaltaba la dedicación de enriquecer el acervo cultural de la nación.

En su discurso, José León Asensio, presidente del Grupo León Jimenes, expresó que la Feria Internacional del Libro “no es sólo la más notable fiesta de la cultural del país, sino que goza de universal reconocimiento entre los más prestigiosos eventos de su clase en el ámbito internacional. “El Grupo León Jimenes disfruta del singular privilegio de haber podido hacer su aporte al buen éxito de la Feria con la creación de este Premio, a la vez que reitero que el mismo seguirá contando con el más decidido patrocinio de la empresa, al igual que otras iniciativas que contribuyen a elevar el nivel cultural del pueblo dominicano”.

En su intervención, José Rafael Lantigua expresó que este es el segundo premio literario en importancia del país, siendo el principal el Premio Nacional de Literatura que otorga anualmente la Secretaría de Cultura y la Fundación Corripio.

Siguiendo el programa del acto, Alejandro Arvelo, director general de la Feria del Libro, y presidente del jurado ex oficio, es decir con voz, pero sin voto, leyó el veredicto del jurado que estuvo integrado por Roberto Cassá, José Mármol y Diógenes Valdez.

Dijo que los criterios analizados para la selección fueron la trascendencia de la obra publicada, calidad y manejo del lenguaje, destreza intelectual o creadora, estructura del libro y aportes de la obra a la riqueza bibliográfica dominicana.

Conocido el resultado, Bernardo Vega recibió la placa de reconocimiento de manos de José León Asensio, y de los secretarios de Educación, Alejandrina Germán, y Cultura, José Rafael Lantigua. El escritor también recibió un cheque de 350.000 por la entrega del premio.

En sus breves palabras, Bernardo Vega agradeció a los organizadores y a los auspiciadores del premio por haber reconocido su trabajo. “En el caso de República Dominicana, ganarse este premio es el mayor éxito que puede tener el autor de un libro, ante la ausencia de grandes ventas”.

“Para mí este día es histórico, porque hace 40 años, un 27 de abril, el día inició con los coroneles constitucionalistas admitiendo su derrota, algunos abandonando la lucha, y gran parte del liderazgo civil de la Revolución asilándose en las embajadas”.

Continuó diciendo, “sin embargo, ese día en la noche, los coroneles constitucionalistas impidieron que los tanques de San Isidro cruzaran el Puente Duarte y de hecho controlaron la ciudad, fuimos los directores de periódicos quienes dimos a conocer la noticia al día siguiente”. “Mi deseo es que los hechos que se describen en el libro no se vuelvan a repetir nunca jamás”.

Culminado su discurso, los escritores, intelectuales y personas vinculadas a la cultura que estuvieron presentes, procedieron a felicitarlo y a compartir con él en un ambiente de total confraternidad.

DATOS

Bernardo Vega por segunda vez es ganador de este premio. En el año 2000 lo obtuvo con su libro Los Estados Unidos y Trujillo (los días finales 1960-1961). En esa ocasión también fue premiado el libro Al borde del caos, del periodista Miguel Guerrero.

Otras obras galardonadas son: Trujillo, Villa Francisca y otros Fantasmas, de Marcio Veloz Maggiolo (1997); Bancos, ingenios y esclavos en la época colonial, de Amadeo Julián (1998); La metamorfosis de Makandal, de Manuel Rueda (1999); Los motivos del machete de José Miguel Soto Jimenes (2001); El ocaso de la nación dominicana, de Manuel Núñez (2002), Código de trabajo anotado, de Lupo Hernández Rueda (2003); El merengue: música y baile de la República Dominicana, de Catana Pérez de Cuello y Rafael Solano (2004).