Bernie Sanders intenta ser el Obama de 2016

25_01_2016 HOY_LUNES_250116_ El Mundo10 B

Washington.-Es un socialista de canas despeinadas, ceño fruncido y tono gruñón, pero quiere repetir la hazaña de Barack Obama en 2008, y Estados Unidos empieza a tomarle en serio- Bernie Sanders tiene opciones de ganar en los primeros estados en votar, y ha puesto nerviosa a la favorita demócrata, Hillary Clinton.

anders, un senador independiente de 74 años que se define como “socialista democrático”, ha pasado en los últimos meses de ser un segundón que generaba entusiasmo entre los demócratas más progresistas a plantear un verdadero reto para Clinton en los dos estados que abren el proceso de primarias, Iowa y Nuevo Hampshire.

Como Obama en 2008, Sanders se apoya en el idealismo y el desencanto con la política tradicional para plantar cara a Clinton, que en las últimas semanas se ha visto obligada a pasar a la ofensiva para impedir que se repita la pauta que, hace ocho años, le hizo perder una contienda en la que partía como favorita. Si Obama basó su campaña en la esperanza de que era posible unir a un país ideológicamente muy polarizado, Sanders se centra en denunciar la creciente desigualdad, la erosión de la clase media y la “codicia y negligencia” de los grandes bancos de Wall Street. A menudo se queda ronco por alzar la voz en sus denuncias del “corrupto” sistema financiero de EEUU y casi siempre parece enfadado, pero eso no ha reducido su atractivo, especialmente entre los más jóvenes, que abarrotan sus mítines de una forma que Clinton nunca ha logrado.