Betacaroteno, el pigmento que previene el cáncer

Este pigmento vegetal, de la familia de los carotenoides y que puede encontrarse en gran parte de las verduras de color amarillo, naranja y verde oscuro, es en realidad una sustancia que se convierte en vitamina A dentro de nuestro organismo.

Una molécula se convierte en el cuerpo humano en dos moléculas de vitaminas A gracias a la acción de una enzima). Se presume  tenga los mismos beneficios que esta vitamina, pero con menor toxicidad, por lo que los expertos lo prefieren cuando se trata de la prevención del cáncer.

Pero el betacaroteno es mucho más que provitamina A: protege el organismo de los oxidantes, elimina los radicales libres, previene el cáncer, mejora la actividad del sistema inmunológico y disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades de origen degenerativo. Protege huesos, piel y vista.

Dónde  encontrarlo

En suplementos

Presentación: En frascos de plástico que contienen cápsulas blandas.

Posología: Una o dos cápsulas al día.

En los alimentos

Batata: Una taza repleta de puré de batata es una muy buena fuente de betacaroteno.

Calabaza: Elija solo las de invierno, por su valor nutritivo. Además, son ricas en vitamina C y fibra.

Espárrago: Está cargado de vitamina C, selenio y, por supuesto, betacaroteno.

ZOOM

Rey de nutrientes

Importante valor

El betacaroteno es considerado el rey de la última generación de nutrientes quimiopreventivos. Esta función protectora se relaciona con su poder antioxidante, puesto que puede absorber los radicales libres.