Bette Midler, la cantante y actriz

PAVEL LEREBOURS
Bette Midler protagoniza junto a las renombradas actrices Nicole Kidman y Glen Close la película ‘Las mujeres perfectas’, historia ambientada en un suburbio de Stepford (Connecticut) a donde se traslada a vivir una joven pareja. En Stepford, todos sus vecinos tienen complacientes esposas, y esto intriga a la mujer, quien, con la ayuda de su única vecina diferente, descubrirá que en el barrio todos los maridos han reemplazado sus esposas por versiones robóticas, y detrás de todo está el ayuntamiento.

INICIOS

Bette Midler nació en Honolulu, Hawaii, donde creció. Hasta los 13 años no tuvo ocasión de ver la televisión. Su hermano menor padecía de una discapacidad mental, de forma que sus padres debían prestarle atención continua. Probablemente ello influyó para que Midler comenzase a actuar, cantar y representar situaciones cómicas en casa, a fin de hacerse notar ante sus padres, sentando con ello las bases de su futura carrera.

En 1966 Midler intervino en la película ‘Hawaii’, que se rodó casi íntegramente en las islas del Pacífico. Al trasladarse el equipo de rodaje para las escenas finales a Los Ángeles, tuvo la idea de irse a vivir a Nueva York una vez finalizada la película. En la ciudad, Midler desarrolló una rutina con la cual se presentaba en discotecas usando una variedad de ideas y materiales, entre ellos, canciones de obras musicales, pop y hasta su propia versión de las Andrews Sisters.

Por la misma época fue contratada para la versión de la producción teatral de Broadway ‘El violinista en el tejado’. Actuó durante tres años en esa obra. A continuación hizo interpretaciones musicales y grabó su primer álbum, que apareció en 1972 y se convirtió en un disco de oro, por el que Midler consiguió un Grammy como mejor cantante nueva. Su segundo álbum también tuvo una buena acogida.

LA ROSA

Seguidamente Midler intervino en varias películas de televisión y de cine, que pasaron casi desapercibidas. Sin embargo, en 1979 fue la protagonista del filme ‘La rosa’, por el que obtuvo su primera candidatura al Oscar. En esta cinta, Bette Midler da vida a una estrella de rock cuyo éxito se encuentra unido a los excesos de una vida de alcohol y drogas, que al final serán los detonantes de su declive. Atrapada en un infierno, Rose le pide a su mánager que le deje tomarse un tiempo libre de la gira. Cuando él se niega, ella busca el consuelo y el amor en los brazos de un cara dura, pero ni siquiera éste puede seguir el ritmo de su vida y excesos. Increíbles números musicales, incluyendo el éxito “The rose” hacen de esta película un clásico de la música pop. En esos años recibió también dos premios Emmy de televisión, uno por un programa de variedades y otro por “Tonight Show”, muy popular en los Estados Unidos. Desde entonces Midler no ha dejado de hacer películas, aparecer en shows, conciertos y grabar discos. Ha ganado cuatro Grammy, tres Emmy, dos Oscar y un Tony.

Como superestrella que es, sobre todo en el ámbito de la música, Midler es diferente a la mayoría. Es baja y más bien gruesa, pero tiene una personalidad llena de energía, es inquieta y apasionada, tiene mucho sentido del humor y es capaz de reírse de sí misma, sin darle importancia a su condición de persona famosa. Como cantante ha realizado conciertos que se han convertido en auténticos clásicos de la música moderna de entretenimiento, y cuyas grabaciones son guardadas celosamente.