Bienvenidos al semestre más difícil del año

Bienvenidos al semestre más difícil del año

Millizen Uribe, editora del Periódico Hoy Digital

Este semestre del año que recién inicia será muy retador en lo que a la economía se refiere. El alto nivel de inflación interanual, que actualmente es de 9.47%, casi el doble del valor mayor en el rango meta, sigue pendiendo, cual espada de Damocles, sobre los bolsillos y la vida de la ciudadanía.

A esto se suma el temor de economistas de diferentes países, quienes advierten que las políticas restrictivas que están implementado las autoridades monetarias, pudieran devenir en una recesión de la economía mundial.

En el caso de República Dominicana, el Banco Central está “siguiendo el librito” y tal cual han hecho la Reserva Federal de los Estados Unidos, (FED), el Banco Central Europeo y los de América Latina, ha aumentado varias veces la tasa de interés, siendo el alza criolla más reciente de 75 puntos básicos, pasando de 6.50% a 7.25 % anual.

Las expectativas son que estas medidas ayuden a reducir el circulante, que la demande baje y que, por ende, la inflación ceda. Sin embargo, es preocupante que los factores externos a los que las autoridades económicas le atribuyen el carácter importado de la inflación, persisten y se vislumbra así pudiera ser por un largo plazo.

Puede leer también: Banco Central incrementa su tasa de política monetaria a 7.25 % anual

Y es que tras la realización de las recientes cumbres del G7 y de la OTAN se puede concluir que el conflicto geopolítico, lejos de terminar, pudiera agudizarse dado el carácter de las medidas anunciadas: posible aumento de presencia militar en Ucrania y más sanciones económicas contra Rusia.

Esto implica que el entorno internacional seguirá marcado por la incertidumbre ante la guerra y su posible expansión, impactando de manera negativa los mercados globales con más aumentos en los precios de los “commodities” (en los últimos meses el petróleo ha pasado de 88 a 115 dólares en promedio, según datos del Banco Central, y los precios del trigo, maíz, sorgo, fertilizantes, materiales de construcción y medicamentos, se han elevado de manera significativa).

De igual manera, persistirían los choques entre oferta y demanda, debido a que todavía Ucrania y Rusia no estarían supliendo de manera normal, una por la guerra y otra por las sanciones.

Este es el panorama económico que sirve de puerta de entrada a este semestre, que pudiera ser el más difícil del año, porque este escenario macroeconómico repercutiría de manera muy negativa en las finanzas públicas y, por ende, en las políticas socioeconómicas como generación de empleos, inversión en infraestructuras, salud, educación, seguridad ciudadana, entre otras necesidades.

Le invitamos a leer: RD adolece de una cultura que incentive el ahorro y la inversión

Millizen Uribe

Millizen Uribe

Periodista. Editora del Periódico HOY Digital

Publicaciones Relacionadas