Blair amenaza terroristas

LONDRES (AP).- El primer ministro británico Tony Blair dijo el martes que Gran Bretaña “no cederá ni una pulgada” a los terroristas en relación con la política de su gobierno en Irak y en el Medio Oriente.

Blair formuló sus comentarios luego de mantener una reunión poco común con dirigentes de partidos opositores para discutir nuevas leyes antiterroristas destinadas a impedir nuevos atentados como los que mataron a 52 personas y a cuatro atacantes el 7 de julio.

Sin embargo, la oposición ha expresado reservas acerca de ampliar el período de detención de sospechosos, indicando que puede erosionar las libertades civiles.

Los londinenses fueron sometidos a una dura prueba en los atentados del 7 de julio así como en los fallidos ataques del 21 de julio contra objetivos similares, pero su respuesta fue “magnífica”, dijo Blair en su conferencia de prensa mensual. “Londres ha sido sometida a prueba, pero se mantiene firme”, señaló.

Consultado si el respaldo británico a la invasión a Irak encabezada por Estados Unidos había alentado los ataques en diferentes partes del mundo y en Londres, Blair respondió, “No hay excusa o justificación” para las acciones de los terroristas.

“Sin importar las excusas o justificaciones que esa gente usa, no creo que debamos ceder una pulgada a ellos”, ni en “nuestro país”, ni “en Irak, ni en Afganistán, ni en nuestro respaldo a dos estados, Israel y Palestina, o en el apoyo a las alianzas que elegimos, incluido Estados Unidos. No hay que ceder ni una pulgada a esas personas”, señaló Blair.

Blair rechazó cualquier comparación entre los ataques recientes y la campaña terrorista librada durante décadas por el Ejército Republicano Irlandés (conocido como IRA por sus siglas en inglés), en base a sus demandas y a su escala.

“No pienso que puedan compararse las demandas políticas del IRA con las demandas políticas de esta ideología terrorista que enfrentamos ahora”, dijo.

“El terrorismo es algo malo. Punto. Es algo malo”, señaló Blair.

Pero las demandas políticas del IRA podían ser compartidas por ciudadanos respetuosos de la ley en el norte y el sur de Irlanda, señaló. Sin embargo, “ninguna persona seria puede jamás negociar” en base a las demandas de terroristas que están usando atacantes suicidas para matar gente.

“No creo que el IRA se haya propuesto en alguna ocasión matar a 3.000 personas”, dijo Blair, aludiendo a los ataques del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos.

Los terroristas que actuaron en Londres hubieran preferido matar a 550 personas en lugar de 52, señaló, “y esa es la diferencia”.

“En Estados Unidos, podrían haber sido 30.000 muertos en lugar de 3.000, y ellos hubieran preferido eso. Mi pensamiento en su totalidad cambió a partir del 11 de septiembre … creo que tenemos una forma diferente de terrorismo”, dijo el primer ministro británico.

El terrorismo que libran extremistas islámicos es diferente “en la forma en que opera y en la cantidad de personas que está preparado para matar”, añadió.