Bloquean salida de Lucio

http://hoy.com.do/image/article/50/460x390/0/5C0FCC23-4F40-4E46-B0BE-9AD2D4BD5901.jpeg

QUITO (EFE).- Decenas de personas invadieron ayer la pista del aeropuerto de Quito para impedir que el destituido presidente Lucio Gutiérrez aborde una avioneta para previsiblemente abandonar Ecuador, informaron diversas emisoras de televisión. Los civiles recorrieron la pista del aeropuerto tras la avioneta, en la que no está claro si estaba Gutiérrez, y la obligaron a dar vueltas hasta que llegó a la zona militar que ocupa la Fuera Aérea.

Las emisoras de televisión, que citaron fuentes extraoficiales, aseguraron que Gutiérrez ha sido ya detenido en el aeropuerto, hacia donde se dirige la fiscal general en funciones, Cecilia Armas, que ha iniciado un proceso judicial en su contra.

También informaron de que el nuevo comandante general de la Policía, Marco Cubero, también acudió al aeropuerto “Mariscal Sucre” para decir al destituido gobernante que no puede abandonar el país.

La Fiscalía emitió una orden de detención contra Gutiérrez por haber ordenado a las Fuerzas Armadas y a la Policía que repriman las manifestaciones de miles de ciudadanos en Quito, que en las últimas horas han dejado al menos dos personas muertas.

El administrador del aeropuerto quiteño, Gustavo Pinto, indicó al canal Teleamazonas que Gutiérrez ya no está en esa terminal, y que había embarcado en un helicóptero del Ejército con rumbo a la base militar “Balbina”, ubicada a unos 35 kilómetros al sur de Quito.

Según las emisoras de televisión, la Policía se encuentra en el aeropuerto internacional “Simón Bolívar” de Guayaquil para impedir la salida del país del ex presidente Abdalá Bucaram, cuyo regreso a Ecuador, el pasado 2 de abril, fue el detonante de la actual crisis.

La fiscal Armas, en el mismo auto en el que ordenaba la detención de Gutiérrez, también dictó el arresto de Bucaram (1996-1997), que estuvo asilado ocho años en Panamá y que pudo regresar al país luego de que la Corte Suprema de Justicia anuló, de forma dudosamente legal, los procesos en su contra.

Gutiérrez fue cesado hoy por el Congreso mediante una resolución aprobada por 60 de los cien diputados que forman la Cámara, que declararon que el gobernante había abandonado el cargo.

Decenas de miles de manifestantes protestaron desde hace una semana en Quito exigiendo la dimisión de Gutiérrez, a quien acusan de la crisis judicial que afectó el país desde diciembre pasado.