Blusas anudadas un guiño de verano

WWWWWWWWWW

Las blusas y camisas anudadas son una de las grandes tendencias de este verano, pero llevarlas con elegancia no es fácil, especialmente si se pasa de los 20 años.
Este pequeño detalle informal aporta muchas cosas: estiliza, disimula panza, da ese aire ‘boho’ tan buscado en esta época del año y, además, queda bien con todo.
Este verano, junto a las camisas blancas con nudo, que son las recurridas, están las estampadas de lunares, cuadros o florales.
Sin excusas para no llevarlas. Si no te sientes muy cómoda con eso de “dar ombligo”, no pasa nada, úsala con un pantalón de tiro alto o atada a las caderas y asunto arreglado.
Si lo que prefieres es lucirlas con falda, perfecto. Quedan genial tanto con una modelo tubo (el nudo ayudará a disimular barriguita) como con una midi. Si son del mismo color hasta puede parecer que llevas un vestido.
Otra idea de uso, sobre todo las camisas blancas, es con el nudo hacia atrás; se le da un aire distinto solo con voltearla.