Bolivia vive una jornada electoral en calma y sólo con incidentes menores

Elecciones

La Paz. Los comicios regionales y municipales celebrados hoy en Bolivia transcurrieron en calma y solo con incidentes menores en las ocho horas de votación tras las cuales han comenzado a cerrar algunas mesas electorales.

Más de seis millones de ciudadanos fueron habilitados para votar en estas elecciones, en las que se elige a nueve gobernadores y 339 alcaldes, además de asambleístas departamentales y concejales municipales, entre otras autoridades. La jornada transcurrió sin incidentes mayores, según reportaron el Gobierno, el órgano electoral y las misiones internacionales de observación.

La presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, Wilma Velasco, calificó en rueda de prensa como “positiva” la jornada porque la ciudadanía acudió a los centros de votación. Según Velasco, la mayoría de las mesas electorales abrió “a la hora establecida”, si bien en algunas hubo demoras que se subsanaron posteriormente. Entre los incidentes, Velasco mencionó el fallecimiento de un delegado de la agrupación ciudadana Nacer en el pueblo de Riberalta, en el departamento amazónico de Beni (noreste), que sufrió un infarto poco después de la apertura de las mesas de votación.

La Policía reportó la muerte de una mujer de 61 años, que sufrió un ataque de epilepsia mientras guardaba fila para votar en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz.