Bombardeos y violentos combates en ciudad siria de Alepo  

BEIRUT. AFP. El ejército sirio, apoyado por tanques y aviación, bombardeaba hoy varios barrios rebeldes de Alepo (Norte) escenario desde hace un mes de una encarnizada batalla entre el régimen y la rebelión siria, según militantes.  

Los barrios de Sajur, Tarik Al Bab, Bustan al Qasr y Al-Shaar fueron bombardeados a primeras horas del día con artillería pesada, precisó la Comisión General de la Revolución Siria (CGRS), que reúne a opositores al régimen y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).  

En Tarik Al Bab, caía un bús cada cinco minutos, y un caza bombardeó el bario de Sajur, según la CGRS.  

También se registraron combates en el barrio de Saladino, principal bastión rebelde donde un rebelde perdió la vida, al igual que en Seif al Dawla, Suleiman al Halabi y Hamdaniyé, precisó el OSDH.  

Según esta ONG, enfrentamientos tuvieron lugar ayer por la noche entre rebeldes y soldados cerca del aeropuerto militar de Menagh, en las inmediaciones de Alepo, la gran metrópoli del Norte y capital financiera siria.  

Los insurgentes aseguraron que los aviones que bombardean Alepo salen de este aeropuerto.   Ejército y rebelión aseguran que ganan terreno en Alepo, donde el ejército lanzó el ocho de agosto una ofensiva para expulsar a los rebeldes de esta ciudad, cuyo control es crucial para la suerte de ambos bandos.  

En Damasco, se registraron combates en el barrio de Hajar al Asuad también sometido a bombardeos del ejército. Los rebeldes atacaron un retén militar en la carretera Deraa-Damasco dejando “al menos diez muertos o heridos”, según la ONG.  

Daraya, cerca de Damasco, también ha sido blanco de bombardeos de las fuerzas del régimen de Bashar al Asad. En la provincia de Hama (centro) las tropas mataron a tres personas durante allanamientos en la población de Chizer, según la misma fuente.  

La víspera, el ejército había lanzado una ofensiva de envergadura en el Oeste de Damasco y sus alrededores causando decenas de muertos. En total murieron el miércoles 162 personas 102 civiles, 24 rebeldes y 36 soldados, según el OSDH.