Bomberos no logran frenar fuegos  en California

LOS ANGELES.  AFP.  Poderosos incendios consumían California (oeste de Estados Unidos) ayer por quinto día consecutivo cuando los vientos empezaban a jugar a favor de los bomberos después de un infierno que quemó 800 casas y forzó la evacuación de unas 50,000 personas.

 Cerca de 800 viviendas -desde multimillonarias mansiones a modestas casas prefabricadas- ardieron en una serie de incendios que, atizados por los vientos, se iniciaron en la región desde el jueves.

 El fin de semana la gran ciudad de Los Angeles estuvo cubierta por una espesa columna de humo y este lunes el olor a ceniza podía sentirse al noroeste de la ciudad, en los barrios de Beverly Hills y Hollywood, ubicados al menos a 40 km de los lugares más afectados por las llamas.

 Más de 16,000 hectáreas se redujeron a cenizas en tres incendios distintos en la región de Los Angeles desde el jueves en la noche. El más grave arrasó con 11,700 hectáreas cerca de las ciudades de Yorba Linda, Diamond Bar y Corona, a 60 km al este de Los Angeles.

 Pero ese foco combatido por cerca de 3,700 bomberos fue controlado en un 19% ayer, contra 0% la víspera, además de que se logró evitar más destrucciones de casas durante la noche en una zona donde se quemaron 104 viviendas.