Bomberos tenían equipos pero quedaron atrapados

Bomberos tenían equipos pero quedaron atrapados

Coronel César Arturo Abreu explica tragedia,

La Vega.- Los tres miembros del Cuerpo de Bomberos que fallecieron el miércoles mientras sofocaban un incendio en un centro comercial contaban con los equipos necesarios para su labor, pero quedaron atrapados tras colapsar tres metros del techo en hierro, lo que imposibilitó sacarlos de la zona de desastre.


La afirmación fue hecha ayer por el intendente del organismo, coronel César Arturo Abréu, quien señaló el siniestro fue por una falla eléctrica interna. “Los bomberos estaban protegidos con guantes, respiradores, aire, camiones de incendio de alta presión; estaban completamente equipados”, explicó.

Informó que en el rescate actuaron los bomberos del Distrito Nacional y equipos de drones del 9-1-1, utilizando la última tecnología para detectar el calor con un dron técnico y otro de alta visión. “Teníamos todo en las manos pero no pudimos salvarles la vida”, manifestó apenado por la muerte del mayor Juan María Concepción, de 53 años; el segundo teniente Olvis Arias, de 27; y el sargento mayor José Luis Mojica, de 55. Las víctimas residían en Villa Rosa, Atico y La Carmelita y fueron sepultadas ayer en la tarde.

El intendente explicó que el fallo eléctrico no fue causado por Edenorte, sino un cortocircuito que provocó una reparación en los cables de una planta de emergencia. “La Vega tenía 24 horas de luz y producto de los apagones habían personas que vendieron sus plantas e inversores pero en estos momentos comenzaron los apagones y la tienda comenzó a usar planta”.

Tragedia desnudó las faltas
La muerte de los bomberos destaca el coraje y la entrega de estos hombres y mujeres que salvaguardan bienes y vidas.
Pero la tragedia también dejó evidenciado la situación “vergonzosa y calamitosa” en que operan, como afirmó ayer el senador de la provincia, Ramón Rogelio Genao.

Sostuvo que es impostergable que el Estado dignifique la función de los bomberos, dándole apoyo presupuestario para que realicen sus funciones con seguridad. “Hay que brindarles apoyo a los que protegen vidas y bienes ajenos y arriesgan permanentemente sus propias vidas, como ocurrió anoche en La Vega, donde murieron tres bomberos tratando de sofocar el incendio que destruyó la Casa Mora”.

De acuerdo a los informes, los bomberos de La Vega ganan RD$5,000 al mes y un incentivo de otros RD$5,000 que otorga el Ministerio de Interior y Policía. Lo peor es que no tienen un seguro médico.
El hecho, además, desnudó la inseguridad de muchos establecimientos que no tienen salida de emergencia, lo que dificulta la evacuación de las personas y la entrada de los socorristas si hay desastres. Eso, se estableció, sucedió en la Casa Mora: no tenía salidas de emergencia y las ventanas estaban selladas.

Publicaciones Relacionadas