Bond de vuelta

LONDRES (Reuters).- James Bond ha vuelto, y en esta ocasión es rubio, cruel y tiene el corazón roto. El actor británico Daniel Craig le da así un nuevo giro al viejo espía en “Casino Royale”.

 Y cuando le preguntan si quiere su Martini mezclado o agitado durante una partida de póquer de alto riesgo, rompe el mito respondiendo con evidente malhumor: “¿Le parece que me importa?”, señala la agencia Reuters. 

En una apuesta del estudio por cambiarle la cara a la clásica saga de aventuras, que llega ya a la vigésimo primera entrega.

Las persecuciones a gran velocidad en un Aston Martin y las bellezas en la playa siguen ahí mientras Bond viaja alrededor del mundo detrás de Le Chiffre, el malvado banquero de los terroristas, pero esta entrega tiene, además de glamour y aparatos electrónicos ultrasofisticados, más realismo y emoción.

Craig, de 38 años y que ha trabajado tanto en cine como en teatro, se ganó el reconocimiento de los críticos por su interpretación del súper espía antes del estreno mundial en Londres, al que acudió la reina Isabel II y una cantidad de famosos, entre ellos Elton John y Paris Hilton.

Cientos de seguidores chillaban mientras esperaban junto a la alfombra roja de Leicester Square para ver a Craig, que está disfrutando de su nueva vida de estrella.

“Es fantástico, fabuloso, absolutamente fabuloso”, dijo a los periodistas cuando llegó al lugar para asistir al estreno.

Cuando le pidieron que describiera “Casino Royale”, aseguró: “La película es más interesante desde un punto de vista emotivo. El comete algunos errores, pero al final del día se convierte en Bond”.