Bonetti pide empresarios
se “aprieten” pantalones

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/E2F781F9-6236-448F-9B26-54E5B81AD1C7.jpeg

POR MANUEL JIMENEZ
El vicepresidente Rafael Alburquerque y el secretario administrativo de la Presidencia, Luis Manuel Bonetti, defendieron ayer, en declaraciones por separado, la reforma fiscal propuesta por el gobierno y criticaron la oposición de los empresarios a la iniciativa.

Al hablar del tema Bonetti dijo que ahora es tiempo también de que el empresariado se apriete los pantalones. “Vamos a apretarnos todos los pantalones”, dijo.

Alburquerque, al ser entrevistado en el Palacio Nacional, dijo que las medidas impositivas anunciadas el martes por el presidente Leonel Fernández son necesarias para fortalecer lo programas sociales que ejecuta el gobierno a favor de los pobres.

El vicepresidente Alburquerque afirmó que  “el presidente ha hablado muy claro de que se trata de una rectificación fiscal necesaria, precisamente para poder seguir fortaleciendo los programas sociales del gobierno”.

Alburquerque, que coordina los programas sociales del gobierno, dijo que estas medidas se justifican aún más por el hecho de que el gobierno ha dejado de percibir ingresos por el desmonte de la comisión cambiaria y los aranceles aduaneros eliminados para propiciar la entrada en vigencia del tratado de libre comercio firmado con los Estados Unidos y Centroamérica  (DR-CAFTA).

De su lado, Bonetti, rechazo el comunicado del Consejo Nacional de la Empresa Privada y otras 30 agrupaciones empresariales para rechazar la reforma fiscal y dijo que en este país los empresarios van a tener también que saber apretarse y ajustarse los pantalones.

De su lado, Bonetti dijo que el empresariado debe entender que la última reforma fiscal que fue aprobada en el Congreso controlado por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) fue mutilada y que a causa de ello se cayeron las recaudaciones fiscales este año. Entrevistado en su despacho del Palacio Nacional, Bonetti dijo que el presidente Fernández fue claro en su discurso y demostró con estadísticas que no son ciertas las aseveraciones de los empresarios de que el gobierno se ha excedido en el gasto.

Dijo que el presidente lo que ha anunciado para el 2007 es un presupuesto ajustado a la realidad del país y con reducciones drásticas en varios partidas para reducir sus gastos.

El gobierno ha anunciado una reforma fiscal a través de la cual busca captar unos RD$17,500 millones. Se plantea ampliar la base de aplicación del Itebis a unos diez productos, gravar con un selectivo de un 5% las habitaciones de los hoteles, moteles y apartahoteles, los seguros en general y la vivienda suntuaria. Se mantendrán, además, los impuestos a las bebidas alcohólicas y los cigarrillos y el incremento en la Renta.

Bonetti dijo que ahora es tiempo también de que el empresariado se apriete los pantalones. “Vamos a apretarnos todos los pantalones”, dijo.

Expresó que le extrañan las criticas del sector empresarial pues, según dijo, ha sido en las administraciones del presidente Fernández que este sector ha tenido los mayores beneficios y la mayor participación en las decisiones públicas.

Dijo que los mayores beneficiados con la estabilidad y el crecimiento económico que el país ha tenido en esas administraciones han sido precisamente los empresarios.

“Yo creo que de lo que se trata es de tener sensatez y no simplemente limitarse a decir que el gobierno es el culpable de todo”, dijo Bonetti.

Añadió que en el país hay empresas que deben pagar sus impuestos y deben también pagar la energía eléctrica que consumen. “Aquí hay muchos empresarios y gente de dinero que no pagan la luz”, dijo.