Bonistas perciben a Ecuador con un alto nivel de riesgo

http://hoy.com.do/image/article/328/460x390/0/44C23A89-931B-4817-BEB0-97413CF45FBD.jpeg

El anuncio del presidente electo Rafael Correa de que su país podría dejar de pagar su deuda de US$11,000 millones, provocó que Ecuador desplazara al Líbano como el país más arriesgado para los bonistas. Según un reporte de Bloomberg, el costo de los swaps de impago de crédito basados en $10 millones de deuda pública ecuatoriana se disparó 55% a $483,000 desde $313,000 el 24 de noviembre, según datos reunidos por Credit Market Analysis.

El aumento del precio indica que hay deterioro en la percepción de la calidad crediticia; un descenso indica mejoría, se explicó.

Rafael Correa había atraído 67% de los votos al escrutarse 52% de las papeletas. Correa, aliado del presidente venezolano Hugo Chávez, dijo durante su campaña que no descartaría la posibilidad de suspender el pago de la deuda del país como hizo Argentina a fines del 2001 respecto a bonos valorados en $95,000 millones. Ecuador tiene bonos por $11,000 millones en circulación.

‘’Si el riesgo país aumenta porque a los especuladores les preocupa la capacidad de pagar la deuda, no me importa’’, dijo Correa, de 43 años, anoche en una entrevista por la cadena de televisión Ecuavisa. “El riesgo país que a mí me importa es el de que los niños sufran’’.

Los swaps o permutas de impago de crédito son instrumentos financieros basados en bonos o préstamos y que se usan para especular con la capacidad de una compañía para saldar sus deudas. Fueron concebidos para proteger a los bonistas de una suspensión de pagos, y les pagan a éstos el valor nominal de la deuda a cambio de las obligaciones subyacentes si la empresa cae en mora.

Los swaps de impago de crédito de Ecuador habían estado a un mínimo de $255,000 hace dos semanas cuando las encuestas mostraban que Correa iba rezagado del candidato lvaro Noboa, quien apoya las negociaciones de libre comercio y favorece el aumento de la inversión extranjera.

Los swaps de impago de crédito basados en bonos de Ecuador pasaron a los del Líbano, cuyo ministro de Industrias fue asesinado el martes, como los más riesgosos entre la deuda soberana, según CMA.