Bonó preocupado por los programas sociales dispersos

Una investigadora del Centro Juan Montalvo consideró ayer preocupante la dispersión de los programas sociales del Gobierno y el traspaso del programa Progresando a Solidaridad, afirmando que el  rol del Gabinete de Política Social que coordina la vicepresidenta de la República es establecer políticas generales.

Jenny Torres dijo que el Gabinete Social fue creado en el año 2001 con la finalidad de integrar todas las entidades existentes.

Sin embargo, siete años después sigue la  misma dispersión “que más que nada obedece al clientelismo político” no obstante representar el dispendio de una enorme cantidad de recursos y no cumplir con su objetivo central.

Afirmó que si el objetivo de la política social del actual Gobierno es la producción del bienestar social, y no una política “minimalista” que atienda simplemente a que la gente no se muera, el Gabinete de Política Social no puede ser un programa, sino quien trace  los lineamientos para la producción de  salud, educación y vivienda.

“Tenemos una ley de educación hace 14 años implementada trunca; dos leyes que deberían estar garantizando ya la producción de salud  y un sistema de seguridad social con un seguro familiar de salud que está implementado no como manda la ley. Todo eso es lo que tiene que ser  preocupación  del Gabinete Social”, dijo la investigadora Jenny Torres.

Zoom

Usurpa derecho

Torres afirmó que el paso del programa Solidaridad y que se siga llamando Gabinete de Política Social,  ratifica la usurpación del derecho del programa. “Eso me lo confirma la reunión convocada por Margarita Cedeño de Fernández como encargada del Gabinete, con el objetivo de  discutir alrededor del Plan Estratégico Progresando con Solidaridad,  e invita a  las instituciones encargadas de  conducir políticas sociales que giran en torno a ese programa”.