Bordes decorados en techos frontales

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/803D7F21-25F2-4C47-9C37-8CD0A9C54D0B.jpeg

POR SEGUNDO ANTONIO VASQUEZ
Siguiendo el tránsito por la urbe, no solo la colonial sino la de extramuros, encontramos otras edificaciones con rarísimos bordeados en techos preciosamente ornamentados.

En la calle 16 de Agosto del barrio de San Carlos se aprecia el lindo frente de la casa número 16 de dos niveles. El primero presenta una galería con baranda y una ventana, ambas enrejadas, con la formación en la parte superior de tres arcos unidos. Igualmente los tienen las puertas interiores.

Y el segundo, aunque las presenta iguales, se diferencia al tener en la galería y la ventana unos balcones que sobresalen formando también una triple curva unida.

Pero su mayor curiosidad es que la pared antes del remate presenta el bordeado frontal de techo más curioso del sector. Son tres sobresalientes marquesinas, cada una también con triples curvas unidas, con la diferencia de que tanto arriba como abajo presentan una abultada triple moldura curvada unidas paralelamente, las cuales al medio tienen molduras enrroscadas laterales, divididas por otra con bolas arriba.

Separados cada uno por un largo bloque que surgiendo de abajo sobresale del techo el cual tiene cinco molduras verticales de borde curvo.

En la calle 30 de marzo esquina Imbert se puede observar una casa con curiosas ornamentaciones. Su fachada delante tiene una verja de concreto, jardineras y una galería arqueada, cuya entrada tiene una escalinata en cuatro peldaños construida en un cuerpo que frontalmente  soblesale un poco hacia delante, y en cuya parte superior aparece un techo de dos aguas cubierto de tejas, el cual en la pared tiene el adorno de un redondel formado por una moldura circular que en el medio presenta un emblema.

El segundo cuerpo frontal que está a la izquierda presenta tres ventanitas verticales arqueadas casi unidas. La del medio más ancha y alta, las cuales arriba tienen tragaluces con barritas de hierro que desde el medio se abren para los lados.

Éstas las bordean el adorno en yeso de molduras formando curvas enrroscadas al inicio y final de ellas, divididas por un bloque ovalado.

Este mismo cuerpo pero más elevado pasa por sobre la techumbre a más de medio metro. En él, centralmente aparece el bordeado de techo donde lateralmente hay el adorno de dos pequeños cuerpos cuadrados verticales sobresalientes cada uno con una ranura central y un remate aglobado. Estos detrás los divide otro cuerpo formado por molduras  de ambos lados curvadas, también al centro le siguen otros que se inician enrroscadas y curvados los cuales vuelven a hacer lo mismo pero más anchos, en cuya parte superior presenta otras que en un bloque también curvadas y aglobadas.

En la calle Santomé altos donde está la otrora parroquia de San Lázaro, la cual en el remate del lateral sur conjuntamente con el campanario presenta un bordeado de techo curioso.

Allí se puede observar un muro que frontalmente tiene once cavidades cuadrilobuladas  una arriba de la otra, formadas por ladrillos chatos colocados unidos encima de las piedras talladas que componen la pared del templo, en cuya parte alta hay seis cortos pilotillos del mismo material los cuales tienen picos piramidales cubiertos de piedras talladas como almenas.

También hay otros curiosos que están más escondidos, los cuales existen en el edificio de dos niveles situado en la calle Las Mercedes número 6, cuya fachada tiene preciosos marcos de puertas y balcón islámico, allí, en la parte central del remate aparece otro nivel que está agregado al segundo nivel el cual tiene tres puertas y una ventana.

Pero bordeándo la misma cubierta para el lateral que mira al norte aparecen cinco cortos cuerpos rectangulares parecidos a las almenas, los cuales surgen de bloquecitos independientes en cuyo lado oeste se aprecia dos de mayor altura redondeados que cada uno su remate lo cubre una pirámide de tejas.