Bosnia debuta en la Copa en Brasil

bosnia

La selección de Bosnia y Herzegovina, debuta en la Copa Mundial de Fútbol, desde que ingreso a la FIFA en 1996. Reina una gran expectativa entre los fanáticos bosnios, por su participación en la gran copa, donde juegan las mejores selecciones del mundo.

De esta manera se convierte en el país 77 en llegar a la fase final de un mundial y en la cuarta nación que, tras haber pertenecido a Yugoslavia, logra su pase como territorio independiente (antes lo habían hecho Croacia, Eslovenia y Serbia y Montenegro).

Bosnia, jugará en el grupo F, donde tendrá que medirse a Irán, Argentina y Nigeria.

Bosnia y Herzegovina nunca había logrado clasificarse a un torneo oficial FIFA, con 21 años de fundación y 4 participaciones en eliminatorias europeas, la primera para Francia 1998, lo más cercano que estuvo de clasificarse a un mundial fue cuando en 2009 perdió la repesca europea frente a Portugal y se quedo por muy poco fuera del mundial Sudáfrica 2010

de sus cinco partidos como visitante ganó sólo dos. Al comprensible tropiezo en Portugal, donde cayó 1-0, se sumaron los más difíciles de explicar en Irlanda del Norte (1-0) y Azerbaiyán (1-1). A favor del equipo comandado por Capello hay que señalar su fortaleza defensiva (sólo concedió cinco goles en 10 partidos) y la capacidad del técnico para poner el talento y la entrega de los jugadores al servicio del colectivo. La lejana semifinal de 1966 es el mejor recuerdo mundialista de una selección que no supera la fase de grupos desde 1986.

Clasificación. Los Dragones completaron una fase de clasificación asombrosa, sumaron ocho victorias en diez jornadas (por sólo un empate y una derrota) y marcaron 30 goles, el cuarto mejor registro de la zona Europea. Este poderío ofensivo, unido a su seguridad en defensa (únicamente seis tantos encajados), fueron determinantes para sellar su celebrado billete a Brasil y, con él, su primera participación en una Copa Mundial de la FIFA. A fin de cuentas, su abultada diferencia de goles fue la que deshizo a su favor el empate a puntos con Grecia.

Su buena racha inicial de victorias, así como un empate a cero en Grecia, anunciaron muy pronto la firme candidatura de Bosnia-Herzegovina a estar presente en Brasil 2014. Sin embargo, un inesperado tropiezo en casa ante Eslovaquia por 0-1 en septiembre de 2013.