Boston Celtics contará con caras nuevas en el 2019

Cleveland Cavaliers' Collin Sexton (2) fouls Boston Celtics' Kemba Walker, left, during the first half of an NBA preseason basketball game in Boston, Sunday, Oct. 13, 2019. (AP Photo/Michael Dwyer)
Cleveland Cavaliers' Collin Sexton (2) fouls Boston Celtics' Kemba Walker, left, during the first half of an NBA preseason basketball game in Boston, Sunday, Oct. 13, 2019. (AP Photo/Michael Dwyer)

¿Cómo se afronta una temporada en la que por mucho talento que creas que puedas tener, sabes que no va a ser suficiente y que no eres candidato desde un principio? Pues este es el caso de los Celtics en esta nueva temporada que se avecina.
A diferencia de los dos últimos años, los verdes ya no parten como uno de los favoritos al Este.
Este año equipos como Milwaukee, Philadelphia o incluso Brooklyn están a la altura o por encima de la plantilla de Boston Celtics 2019-20.

Será una temporada muy complicada en la que se han perdido muchas opciones tanto de ataque como defensa con las salidas de Irving o Horford.
Pero llegan jugadores nuevos y los jóvenes deben dar un paso adelante para conseguir unos objetivos mínimos. Finalmente no llegó la opción de Anthony Davis vestido de verde, pero el equipo tiene igualmente potencial. Las salidas de Irving y Horford han sido las que han tenido más repercusión mediática y seguro que el equipo se acaba resintiendo tarde o temprano. Pero en Boston se han reforzado bien.
Bases. Con la llegada de Kemba Walker, la posición de base será una de las más importantes a la hora de generar las jugadas, dado que muchas de las decisiones finales pasarán por el ex jugador de Charlotte, que afronta su primera experiencia bajo la sombra de un buen contrato esta vez, y la presión añadida de dirigir a este equipo con tanta historia.

El principal escudero de Kemba será Marcus Smart, con la energía que le caracteriza.
Siempre ha sido un pilar defensivo vital para el equipo, pero la última temporada tuvo momentos muy buenos también en ataque.
Este año tiene que mejorar esa faceta. A pesar de mandar en defensa, Smart suele ser una carga en el porcentaje de tiro.
Escoltas. Para este año, los Celtics necesitarán la mejor versión de Jaylen, ya que no tienen más margen de maniobra.
En el pasado demostró su calidad y potencial, pero no la regularidad de la que se espera de uno de los emblemas del equipo.
Con las salidas importantes de este verano, Brown tiene que ser una de las espadas ofensivas del equipo de Boston.
Otro jugador en esta posición al que habrá que prestarle atención será a Romeo Langford. Fue la elección número 14 del último Draft.
Jugador de la Universidad de Indiana, con un potencial altísimo, estuvo gran parte de la temporada entre los candidatos a ser elegido entre los 5 primeros. Cuenta con un atletismo fuera de lo común, al que se le suma su sed anotadora en ataque.

Aleros. Si finalmente acaba siendo el año de Gordon Hayward, él debería tirar del equipo junto con Kemba. Desde la lesión no ha estado a su mejor momento, dejando al margen partidos de la temporada pasada en los que se salió.
Deberá coger mucha más confianza para ser una amenaza real ofensiva. Siempre ha tenido buenos porcentajes de tiro y suele desquiciar a los defensas, eso sí, si está a buen nivel.

Alapívots. Al igual que con Jaylen Brown, este año tiene que ser la consagración de Jayson Tatum.
El primer año con las lesiones de Irving y Hayward, los dos novatos tomaron el mando y se salieron toda la temporada.
Pero la pasada, su actuación estuvo en un segundo plano. Ahora tiene que demostrar que los Celtics no se equivocaron seleccionándolo tan arriba en el Draft, y que ya está preparado para ser una de las estrellas de la liga.
Tiene que ser clave en la plantilla de Boston Celtics 2019-20.
Pívots. Con la salida de Horford, los Celtics se hicieron con Enes Kanter, que después de estar brevemente en Portland al salir de NY, viene para encargarse de la pintura de Boston.