Boston y San Luis, en serie
de mucho peso

http://hoy.com.do/image/article/283/460x390/0/A868222C-3414-498F-9BD1-ABB8D4873E25.jpeg

POR DIONISIO SOLDEVILA
Los Medias Rojas de Boston y los Cardenales de San Luis inician esta noche una batalla de mucha espectacularidad cuando se dé comienzo a la Serie Mundial de las Grandes Ligas. Estos dos conjuntos tienen un pasado junto y se enfrentaron por última vez en un Clásico de Octubre, en 1967, cuando entonces Bob Gibson era la estrella de los Cardenales, acompañado por Lou Brock y Roger Maris, además de Orlando “Peruchín” Cepeda.

Por los Medias Rojas, la figura más destacada era Carl Yastrzemski en la ofensiva y Jim Lonborg en el pitcheo.

En aquel entonces, los Cardenales ganaron la serie en siete juegos y le cortaron a los Medias Rojas la oportunidad de hacer verdad “el sueño imposible” de conseguir su primera corona desde 1918. San Luis ya había derrotado a Boston en 1948, también en siete juegos.

La historia para esta época luce que será diferente, al menos si se habla de las personalidades de los jugadores.

Los Medias Rojas de hoy tienen como lideres ofensivos a David Ortiz y a Manny Ramírez, quienes vienen de una Serie de Campeonato en la que derrotaron a los Yanquis de Nueva York después de haber caído debajo 0-3.

Ortiz ganó a palos limpios tres de los encuentros de Boston y por eso mereció ser escogido como el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato.

El conjunto necesita una mayor producción de Ramírez, quien no remolcó ni una sola carrera en la serie contra los Yanquis, dejándole la carga ofensiva figuras como Jason Varitek, Orlando Cabrera y en el último encuentro de la serie a Johnny Damon.

El pitcheo de los Medias Rojas tiene algunas incógnitas ya que la salud de Curt Schilling es una gran interrogante, por los problemas del tobillo que lo han afectado.

Schilling lanzó una joya monticular en su última oportunidad en la lomita de los sustos y será el responsable del segundo encuentro.

Con Tim Wakefield abriendo y Pedro Martínez junto a Derek Lowe en la parte final de la rotación, los Medias Rojas cuentan con un grupo de lanzadores que luce superior al de San Luis.

Por el lado de los Cardenales, el bateo no tiene nada que envidiarle al de los Medias Rojas.

San Luis encabeza su alineación con el poderoso madero de Albert Pujols, quien ganó el premio al Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato derrotando a sus contrarios con mucha fiereza.

Y Pujols es apenas uno de muchos, pues la alineación de San Luis tiene tres hombres de largo metraje con las personas de Larry Walker, Scott Rolen y Jim Edmonds en su lista.

En el pitcheo de los Cardenales es donde radica la incógnita pues Matt Morris, Jeff Suppan y Woody Williams han estado sobregirados todo el año, lanzando con mucho corazón.

El caso es tal que Williams y Morris tienen efectividades asombrosas y conseguido los triunfos que San Luis necesitó para llevarse de encuentro a los Astros de Houston.

El manejo de los diferentes cuerpos de abridores y del relevo será clave en esta serie.

Los relevistas de los Medias Rojas están cansados después de haber trabajado tres partidos de entradas extras en la Serie de Campeonato y la principal figura del relevo intermedio de San Luis, Julián Tavárez, lanzando con una mano fracturada.

Por eso, Terry Francona y Tony La Russa tendrán un trabajo difícil, cada uno buscando contener las armas ofensivas del otro.