Branding: los 5 errores más comunes

Branding: los 5 errores más comunes

Branding

En el mundo en que vivimos si un negocio carece de presencia digital es poco probable que pueda calar en tiempo y dejar una huella de impacto sobre la sociedad, y por supuesto generar ingresos con el mismo. Por lo que, para optimizar la imagen de una marca es preciso auxiliarse de herramientas como es el branding.

De mano de Liz Méndez, consultora y fundadora de la empresa ReBrand, te advertimos de los 5 errores más comunes en el mundo del posicionamiento de las marcas.

Branding o identidad de marca. Los 5 errores más comunes
La identidad de marca permite expandir los horizontes de una persona o empresa.
Fuente externa

¿Qué es branding?

“Para mi el branding es la traducción de la personalidad de una entidad, marca, persona o producto para los canales comerciales. Su estudio se hace para identificar cómo la marca se va a interrelacionar con su público objetivo”, manifestó Méndez durante una entrevista para el Hoy Digital.

Motivación: ‘Mujer emprende tu branding’

Errores comunes

Branding no es una línea gráfica

Liz Méndez, experta en Branding.
Liz Méndez

Las personas confunden el branding con una identidad de marca y con una línea gráfica. Consideran que es simplemente tener un logo, unos colores y replicarlos en los diferentes artículos. La especialista aclaró que el branding viene a ser la huella digital o comercial.

“Se supone que una marca o producto tiene una voz”, agregó la especialista. “En tu mente has integrado una marca con una personalidad, con un tono de comunicación”. 

Ilustró lo que dijo poniendo como ejemplo con dos supermercados el A y el B. El primero es de corte popular y el segundo envía un mensaje al público diciendo que oferta lo mejor de lo mejor. Describió que el supermercado A, si fuera un persona, sería un emprendedor «joseador» (que se busca el dinero como sea), mientras que la marca B sería un profesional estable.

“Cuando un branding está bien hecho con el simple hecho de ver un elemento de una marca, un anuncio o una promoción te transmitirá una u otra sensación”.

Liz Méndez

Las 10 canciones más populares de la semana

No brindar una experiencia al consumidor

Estamos en la era de la experiencia. El consumidor cambió. Antes, la gente compraba un producto por el prestigio que tenía y se olvidaba si otra cosa nueva, mejor y más económica salía. Se quedaba en el prestigio. Ahora, la humanidad cambió. Si tu asocias producto-experiencia o producto y filosofía, yo puedo tener una inclinación hacia ti. 

Tener miedo a mostrar la autenticidad

El branding permite expandir los horizontes de una persona o empresa.
Ser incapaz de tomar partido de una filosofía o experiencia disminuye el mercado. Fuerte externa

Propuso que si una marca no se vincula a una experiencia o filosofía, pues, ni gana ni pierde, por lo tanto, deja de ser auténtica. Por miedo a perder a posibles clientes no se arriesga a ir más allá.

“Entonces, lo mismo pasa a la inversa, el que se mantienen políticamente correcto y nunca tiene una dirección”, argumentó la experta. 

“Hay marcas que dicen, yo voy a ser políticamente correcto. Solo voy a hablar de mi producto y de lo bien que tu te sientes bien usándolo. No me voy a meter en ninguna tendencia global y calladito me veo más bonito”.

«El que no trasciende no se graba en la memoria«.

Liz Méndez

Apuestan por Personal Branding para posicionarse

No interactuar y recibir feedback de la audiencia

La Escucha Activa - LARAZON.CO
La retroalimentación te mantiene cerca de tus consumidores. Fuente externa

La fundadora de ReBrand explicó que si una marca no se abre a recibir retroalimentación, ya sea por medio de encuestas, preguntas, llamados a la acción constantes o permitir los comentarios en las publicaciones, está condenada a perder consumidores.

“Una marca que hoy en día no está abierta a recibir retroalimentación de su público objetivo más tarde que temprano va a tener consecuencias en que no va a conectar con la experiencia de su consumidor o se va a desenfocar del mismo”, así lo sugiere la experta en posicionamiento de marcas.

No respetar al público y sus opiniones

En ese sentido, una empresa debe mantenerse presta a escuchar el parecer de sus compradores para evitar cometer errores que puedan repercutir en daños a la imagen de la institución.

Mencionó el caso de una marca de pañales que decidió colocar arcoíris en su producto en apoyo a la comunidad LGBTQ. La acción llevó a una oleada de críticas debido a que los usuarios consideraron que los bebés son sujetos neutrales en cuanto a género de refiere.