Brasil: Lula se mide este domingo para la presidencia en ambiente favorable

Brasil: Lula se mide este domingo para la presidencia en ambiente favorable

Lula da Silva (Fuente externa).

Luiz Inácio Lula da Silva y Jair Bolsonaro se medirán este domingo en la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil, en las que el izquierdista es favorito, según los sondeos que el mandatario ultraderechista se empeña en desacreditar.

A dos días de la disputa más polarizada en décadas en la mayor economía de América Latina, el exmandatario Lula mantiene una ventaja de 14 puntos sobre el presidente y podría vencer en primera vuelta, según la última encuesta del Instituto Datafolha.

Lula, un exobrero metalúrgico de 76 años que cofundó el Partido de los Trabajadores y lideró el país entre 2003 y 2010, tiene el 48% de las intenciones de voto frente al 34% de Bolsonaro.

Leer: ¿Cómo funciona la nueva app “The right stuff” para mujeres que buscan hombres?

El exmandatario parece encaminado a llegar al poder por tercera vez, inclusive en la primera vuelta si el domingo supera el 50% de los votos válidos (sin blancos ni nulos).

Por eso, ha salido en la recta final a la caza del voto útil de seguidores del centroizquierdista Ciro Gomes (6%) y la centrista Simone Tebet (5%), que quieran evitar una segunda vuelta el 30 de octubre.

En esta campaña, Lula se ha granjeado el apoyo de celebridades como los músicos Caetano Veloso y Anitta, y se ha rodeado de figuras inesperadas, como el exjuez del Supremo Tribunal Federal Joaquim Barbosa, que lideró el juicio del escándalo de compra de votos en el Congreso que marcó el primer gobierno de Lula.

Bolsonaro, en cambio, obtuvo el jueves el apoyo explícito de la estrella de la selección brasileña de fútbol, Neymar.

Disputa

Excapitán del Ejército y exdiputado de 67 años, Bolsonaro ha centrado su estrategia en la exaltación de las armas, los valores morales (“Dios, patria, familia”) y los ataques a su adversario.

Podrías leer: ¿Cuenta Jean Alain con el perfil para que le varíen la medida de coerción?

En un tenso debate electoral, el ultraderechista volvió a llamar el jueves a Lula “ladrón”, en referencia a la condena por corrupción que, antes de ser anulada por la corte suprema debido a problemas procesales, lo mantuvo año y medio preso y lo apartó de la elección en 2018.

Publicaciones Relacionadas