Brasil: Piden destituir al ministro de Justicia, Sergio Moro tras conocerse que “maniobró” para perjudicar a Lula da Silva

sergio-moro-lula

RÍO DE JANEIRO— La Orden de Abogados de Brasil pidió ayer la suspensión del ministro de Justicia Sergio Moro tras publicarse reportes de que cuando era juez anticorrupción se coordinó con los fiscales en el caso que derivó en el encarcelamiento del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

La asociación profesional también recomendó que todos los fiscales involucrados sean suspendidos “de forma que la investigación pueda efectuarse sin ninguna sospecha”.

La Orden de Abogados exhortó a abrir una pesquisa tras la publicación el domingo de artículos en la revista noticiosa en línea The Intercept, en los cuales se dieron a conocer mensajes privados entre Moro y el grupo especial “Operación Autolavado”.

Un caso en esa amplia investigación de corrupción derivó en que Lula fuese encarcelado en abril de 2018 y se le prohibiera postularse de nuevo a la presidencia en los comicios de octubre, una contienda en la que se perfilaba como favorito, según las encuestas.

Decenas de otros políticos y altos ejecutivos empresariales también han sido encarcelados a consecuencia de la pesquisa “Autolavado”, que estuvo encabezada por Moro.

Éste rechazó haber cometido alguna ilegalidad. “No hay ninguna tendencia en esos mensajes”, les dijo el lunes a los reporteros, y añadió que no podía confirmar si los mensajes publicados eran reales porque no los había guardado.

Octavio Rego Barros, portavoz del presidente Jair Bolsonaro, les dijo a los periodistas que el mandatario planeaba reunirse con Moro el martes para dialogar sobre los mensajes filtrados.

La fiscalía federal confirmó el domingo que se habían hackeado mensajes de los teléfonos de algunos fiscales que participan en la investigación “Autolavado”, aunque no se refirió a la exactitud de los mensajes publicados.

La fiscalía dijo el lunes que los hackers han estado clonando los teléfonos celulares de los fiscales desde abril. En un comunicado divulgado el domingo por la noche, Moro indicó que “lamentaba” que los reportes de The Intercept tuvieran una fuente anónima.

Dijo que eran “sensacionalistas”, haciendo notar que los mensajes no presentan ninguna anormalidad ni muestran que él se estuviera coordinando con los fiscales.

Delton Dallagnol, el fiscal que encabeza la pesquisa “Autolavado”, publicó un video en las redes sociales en el que dice que es normal que los jueces, los fiscales y los abogados hablen entre sí.

Joao Paulo de Martinelli, un abogado penal y profesor en el Instituto de Derecho Público en Sao Paulo, dijo que a partir de los mensajes podría surgir la posibilidad de que los abogados le soliciten al Supremo Tribunal Federal que deseche la condena de culpabilidad de Lula.