Brasil responsabiliza a EEUU del fracaso en negociaciones OMC

http://hoy.com.do/image/article/106/460x390/0/C72B4F17-7B02-46CF-92C9-2DC50AE34380.jpeg

SAO PAULO (AFP).- El ministro de Relaciones Exteriores brasileño Celso Amorim atribuyó ayer a Estados Unidos la mayor responsabilidad por el fracaso de las negociaciones en la Organización Mundial de Comercio (OMC), en declaraciones a la cadena de televisión Globo News.

“La principal causa (del fracaso) -no es la única- es la dificultad de Estados Unidos para avanzar en la cuestión de las subvenciones internas” a la agricultura, declaró Amorim desde Ginebra. “Correspondía a Estados Unidos hacer el gesto más importante”, agregó Amorim, principal animador del grupo de los países emergentes (G20) junto a India y China en las negociaciones realizadas en la ciudad suiza.

El ministro brasileño se hacía eco de posiciones de la Unión Europea e India, que también responsabilizaron a Washington del fracaso de las conversaciones de la llamada Ronda de Doha, entre seis influyentes miembros de la OMC (G6: Australia, Brasil, Estados Unidos, India, Japón, UE) el lunes en Ginebra. Por su parte Susan Schwab, la representante estadounidense para el Comercio (USTR), negó que su país fuera responsable del fracaso de las negociaciones y afirmó que Washington estaba “dipuesto a ceder más en materia de subsidios internos”, mientras que sus aliados se preocupan principalmente por escapar a la apertura de los mercados protegiendo los productos que consideran “sensibles”.

Amorim afirmó que “la principal dificultad de Estados Unidos (…) proviene de la situación política en Estados Unidos en vísperas de una elección (parlamentaria). Una vez pasada la elección (…) estaremos probablemente en un situación más confortable para avanzar”, agregó.Las elecciones parlamentarias de noviembre serán seguidas por la expiración, a mediados de 2007, de la llamada ley de “autoridad de promoción comercial” (TPA por su sigla en inglés), y luego por las elecciones presidenciales de 2008. La TPA otorga a la Casa Blanca el poder de negociar los acuerdos comerciales y luego someterlos a la aprobación del Congreso sin que los legisladores tengan la posibilidad de introducir enmiendas. La ley actual expira a fines de junio de 2007 y la administración republicana vacila en comprometerse en una batalla política de resultado incierto.

El director general de la OMC, Pascal Lamy, recomendó por su parte a los 149 países miembros de la organización “la suspensión de las negociaciones” de la Ronda de Doha.