Brazo de oro Bartolo Colón inspira a los Bravos

D1

Los Bravos vienen de quedar en el último lugar del este en la nacional por primera vez desde la campaña de 1990.
Para el 2017 el cambio será radical comenzando con la apertura de su nueva casa “SunTrust Park” un parque moderno de 42 mil asientos con un costo total de 672 millones de dólares. El segundo estadio de la franquicia en los últimos 20 años.
Experiencia necesaria. Atlanta apostó a la veteranía en el mercado de invierno con la contratación de brazos con experiencia vía la agencia libre, como el dominicano Bartolo Colón con 15 triunfos en 2016, y el nudillista R.A Dickey que viene de una campaña de 10-15 con los Azulejos de Toronto. Además de la adición del zurdo mexicano Jaime García en cambio con los Cardenales de San Luis.
La rotación será conformada por el colombiano Julio Teherán, Colón, Dickey, García y Mike Foltynewicz. El cambio de filosofía llegará desde la cueva con la primera temporada completa al mando de Brian Snitker quien sustituyó a Fredi González primer manager despedido por la organización en más de 25 años.
Bates Bravos. En la ofensiva sigue comandada por el inicialista Freddie Freeman con 34 jonrones y 91 fletadas en 2016, Matt Kemp con 23 HR y el ganador del guante de oro Ender Inciarte quien será parte de Venezuela en el Clásico Mundial de Béisbol. La sangre joven recae en el campo corto Dansby Swanson, primera selección del draft del 2015 y un gran contendor por el premio de novato del año.
La tarea de los Bravos será complicada en una división donde los Mets de Nueva York y los Nacionales de Washington parten como amplios favoritos para llevarse el banderín y quizás la atracción del nuevo estadio hará más fácil a los fanáticos una reconstrucción necesaria de la franquicia a corto plazo.
Los Primeros días de Bartolo Colón. El veterano lanzador dominicano Bartolo Colón, quien se prepara para su vigésima temporada en las Grandes Ligas, lució estar en buena forma física en su debut primaveral con los Bravos de Atlanta. Colón permitió una carrera y tres hits en dos entradas, pero nunca perdió la compostura en el montículo, el sábado, contra los Azulejos de Toronto en el Champiom Stadium del Complejo Deportivo ESPN en Lake Buena Vista, Florida. El derecho realizó 36 lanzamientos (20 strikes) a ocho bateadores, no otorgó boletos y ponchó al último rival que enfrentó. “Me sentí bien. Se podría decir que ya estoy listo para la pelea”, dijo Colón a ESPN Digital. “Para mí lo principal es tratar de poner los pitcheos donde quiero, ese no fue exactamente el caso hoy, pero lo más importante es que me sentí bien físicamente”, agregó.
El lanzador dijo que tenía dos meses entrenando en República Dominicana cuando se reportó al campamento de los Bravos hace dos semanas. “Para cualquier pelotero es vital el trabajo previo a los entrenamientos primaverales. No solamente para mí u otro veterano, sino para cualquier jugador”, dijo Colón.
El derecho de 43 años tuvo marca de 15-8 y efectividad de 3.43 en 33 salidas con los Mets de Nueva York en el 2016, cuando fue convocado al cuarto Juego de Estrellas de su carrera. Los Bravos firmaron al agente libre por un año y $12,5 millones de dólares en noviembre pasado, como parte de sus esfuerzos de ensamblar un equipo contendor en la primera temporada de su nuevo estadio de $600 millones de dólares en los suburbios de Atlanta.