Brebaje para una crisis eléctrica

La situación del mercado energético se ha deteriorado profundamente. El alivio financiero logrado a través de la concertación entre ofertantes y usuarios de este servicio, que mejoró las finanzas del sector y convirtió en privilegio un servicio de 24 horas continuas, ha sufrido un serio revés debido al nerviosismo en el mercado petrolero. Ahora tenemos garantizadas las fastidiosas tandas de apagones, que tanto perjudican al aparato productivo, las familias y la economía en general, y serias amenazas de alza tarifaria generalizada.

Las recetas ortodoxas de nada parecen servir en las presentes circunstancias, y habrá que, como en los viejos tiempos, apelar a los brebajes para atacar la enfermedad. Lo que proponemos es que entre generadores, distribuidores y usuarios hagamos un brebaje que contenga como ingredientes dosis de civismo para comprender que este servicio cuesta dinero y hay que pagarlo, que es el sostén de la economía, y mejorar la eficiencia para acelerar en cuanto sea posible la conversión de plantas a combustibles no derivados del petróleo, como carbón mineral, gas natural, biodiesel, etanol y otros.

Ahora mismo estamos viviendo una especie de incertidumbre eléctrica que, según todos los indicios, podría desembocar en modificaciones de la tarifa, entre otras cosas porque nada indica que vayan a detenerse o revertirse las alzas que han estado afectando al petróleo y derivados. Hace falta un brebaje en el que cada uno ponga el ingrediente que le corresponde.

 

Aniversario de un decano

El Listín Diario arriba  en esta fecha al 119 aniversario de su fundación. Su lugar en la historia del diarismo nacional es de pionero y decano.  El Listín Diario interrumpió su publicación por distintas causas, incluyendo las presiones realizadas por la tiranía de RafaeL L. Trujillo en el decenio del 30, en el pasado siglo, y solo reapareció erradicado ese régimen de fuerza. El Listín ha tenido múltiples problemas, pero ha logrado salir adelante para mantenerse en el favor popular.

Al conmemorar hoy su fecha de aniversario, expresamos nuestros saludos cordiales al señor Ramón Báez Romano, presidente del Consejo de Administración, y al señor Antonio Gil, su director, y a todos cuantos hacen posible la salida diaria de este decano.