BREVES de elecciones  EEUU

http://hoy.com.do/image/article/333/460x390/0/9ED3BEF0-BA67-4D27-A078-76D73ADBF0AB.jpeg

No prevén cambios
PARIS (AFP).-
La derrota de los republicanos en las elecciones estadounidenses de medio mandato, ampliamente atribuida a la gestión de la crisis en Irak, fue recibida ayer, miércoles, con prudencia incluso en Oriente Medio, y nadie espera grandes cambios en la política de Washington. Ni en Irak ni en el mundo árabe hubo manifestaciones de entusiasmo, aunque los demócratas hayan reclamado una nueva política en Irak.

“Históricamente, el partido demócrata estadounidense ha dado mayor apoyo a Israel que el propio partido republicano”, declaró a la AFP Mohammad Al Zolfa, miembro del consejo consultivo saudí.

   Por su parte, el embajador de Estados Unidos en Irak, Zalmay Jalilzad, subrayó que el presidente George W. Bush sigue siendo el “artífice” de la política exterior de su país y que “continuará su misión en Irak, a pesar de las grandes pérdidas de los republicanos en las elecciones legislativas”.

Bush entona mea culpa

Washington (EFE).- El presidente de EEUU, George W. Bush, compareció ayer ante la prensa para admitir su “decepción” y entonar el mea culpa por el varapalo republicano en las elecciones legislativas, donde los demócratas han logrado una amplia victoria.

Hace sólo 22 meses, tras su reelección, el presidente de EEUU aseguraba exultante en la misma sala de la Casa Blanca que los votantes le habían dado “capital político” y se proponía gastarlo.

Vistos los resultados de las elecciones, y sus consecuencias más inmediatas, más que gastarlo parece haberlo dilapidado.

   Hoy, el presidente parece capitidisminuido, que en la jerga política estadounidense se conoce como “un pato cojo”, es decir,  que sigue en el puesto pero con su poder muy disminuido.

   Bush, acostumbrado a gobernar durante sus seis primeros años con el respaldo absoluto de un Legislativo republicano, tendrá que trabajar ahora con un Congreso en el que los demócratas controlarán la Cámara de los Representantes y, posiblemente, también el Senado.

Derrota republicana alegra

MADRID (AP).- La derrota del partido Republicano en las elecciones legislativas en Estados Unidos fue saludada con satisfacción por muchos en un mundo diametralmente opuesto a la invasión de Irak e indignado por los rigurosos métodos usados por el gobierno del presidente George W. Bush para combatir el terrorismo.  Desde Estrasburgo hasta Pakistán, políticos, analistas y ciudadanos comunes expresaron ayer, miércoles, sus esperanzas de que la captura, por parte de la oposición demócrata, de al menos una cámara en el Congreso, obligue a Bush a mostrar un enfoque más conciliador hacia las crisis globales y enseñe al presidente norteamericano una lección en humildad.

   Sin importar los efectos en el escenario mundial, existía una especie de satisfacción a nivel global por el hecho de que Bush haya quedado, simbólicamente, con un ojo morado.

   En un extraordinario comunicado conjunto, más de 200 miembros socialistas del Parlamento Europeo exaltaron los resultados de los comicios norteamericanos diciendo que era “el comienzo del fin de seis años de pesadilla para el mundo’’. Los parlamentarios se congratularon también de que el gobierno de Washington había quedado “seriamente debilitado’’.