Breves de Puerto Rico

Muere otro boricua Irak
Bayamón (EFE).-
Los restos de Jason Núñez, un joven de 22 años que hace el número 57 de los soldados puertorriqueños muertos en Irak y Afganistán, fueron enterrados ayer, en medio del dolor y también la “frustración” de sus familiares.

Núñez falleció hace semana y media junto a otros tres soldados estadounidenses como consecuencia de un ataque suicida al convoy en el que viajaban por la provincia iraquí de Baqubah. El sepelio tuvo lugar en el Cementerio Militar en Bayamón, localidad aledaña a San Juan, con asistencia de la familia de Núñez, personas que también han perdido a hijos u otros familiares en Irak o Afganistán y numerosos jóvenes con camisetas blancas con la leyenda “siempre te recordaremos”.

Núñez fue enterrado con todos los honores y se dispararon tres salvas en su memoria. Rosi Ríos, tía de Jason Núñez, expresó a Efe su “dolor, coraje y frustración” y se manifestó en contra de una guerra donde se “está sirviendo a un país que sólo tiene intereses económicos”.

Por pornografía infantil

San Juan (EFE).- Un puertorriqueño fue arrestado ayer por agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) tras ser acusado por un gran jurado federal de poseer pornografía infantil, informaron fuentes oficiales.

Cándido Salva Morales, de 35 años y residente de San Juan, fue detenido por las autoridades luego de un allanamiento en su lugar de trabajo el pasado 29 de marzo en el que se incautaron varios discos duros de computadora.

Un análisis del material decomisado arrojó la existencia de por los menos 200 vídeos y fotografías de pornografía infantil.

Hallan sindicalista culpable

SAN JUAN (AP).- El ex presidente de la Unión de Trabajadores de Muelles (UTM), Jorge Aponte Figueroa, fue declarado culpable de los 12 cargos que se le imputaban por el millonario fraude al sindicato.

Figueroa, de 73 años, mantuvo las manos en sus bolsillos mientras escuchaba de pie el veredicto del jurado. No hizo ningún gesto ni mostró emoción.

Mientras, miembros de la UTM que llenaban el lugar a cabalidad reaccionaron sorprendidos cuando la secretaria de la sala leyó que Aponte Figueroa había resultado culpable en el primero de los 12 cargos.

Una mujer no identificada lloraba desconsolada en el segundo banco. 

Aponte Figueroa estaba acusado de encabezar un esquema para robar 1,9 millones de dólares de cuotas de los afiliados al sindicato. Pesaban en su contra 12 cargos de conspiración, fraude y lavado de dinero.

El ex dirigente sindical se expone a una pena carcelaria máxima de 15 años. La vista de sentencia se fijó para el 6 julio.