Breves País
¡Investigando al jefe!

http://hoy.com.do/image/article/146/460x390/0/9796DCA7-6815-43CC-9DFD-98EEDEE28D43.jpeg

La JCE actúa.  Las denuncias formuladas por el candidato Amable Aristy Castro  vinculando al jefe de la Policía, general Rafael Guillermo Guzmán Fermín, a actividades políticas fue tomada en serio por el alto tribunal y ayer el presidente de la Cámara Administrativa, Roberto Rosario, acudió a su despacho a escuchar la versión del oficial. 

La respuesta.  Guzmán Fermín negó lo dicho por Amable e incluso dio una explicación sobre su participación en una reunión en Gaspar Hernández a la que se atribuyó carácter político. El caso sigue. Rosario no aceptó como única verdad la respuesta del jefe policial. La  indagatoria  continuará, lo que significa que la campana de Amable será puesta a sonar  otra vez y luego se sabrá cuál se escuchó más lejos.

El  choque
Ramón Alburquerque

El PRD insistió ayer en su acusación de que el extraditado Nelson Solano fue beneficiado con la asignación de obras del Estado y presentò copia de un oficio de la Secretaría de Obras Públicas como  “prueba” de una concesión vial.

Francisco Javier García

El jefe de campaña y estrategia del PLD rechazó la nueva aseveración que consideró “fiambre” e invitó a la prensa a comprobar que la nueva autopista de San Cristóbal a Baní es construída,  en estos momentos, por el grupo Modesto.

El personaje

Fiscal del Distrito Nacional
José M. Hernández

El jefe del Ministerio Público local afirmó a modo de advertencia a  la sociedad, que la violencia se ha incrementado por efecto del “ambiente cargado, violento, producto del proceso electoral que estamos viviendo”. Aun cuando sería difícil establecer una relación  directa entre la delincuencia común y el duro proselitismo, la Iglesia dijo con razón  recientemente que la violencia verbal de los políticos afecta “la educación en valores” y la vida social. Vale decir: las agresiones del mundo político crean un nocivo marco de referencia que  incentiva conductas destructivas más allá de los partidos. Como aporte a la paz y a la seguridad,  los políticos están obligados a modificar el panorama.