BRISAS

“Una fuente de motivación para escribir es, sin lugar a dudas, los encuentros que hago con los niños, porque hay una rica retroalimentación.  He sido invitada por varios centros educativos, por la Biblioteca Infantil y Juvenil República Dominicana, por la Feria Internacional del Libro, entre otras instituciones y en cada uno de estos momentos hay una experiencia maravillosa qué contar.

Por ejemplo: el cuento “Las mariposas” ha sido dramatizado por los niños; llevado a títeres, se han hecho  poesías,  otros cuentos nuevos  y adivinanzas a partir de él; también  los niños le han creado  ilustraciones y hasta le han puesto música al poema inicial titulado “Mis mariposas”. Eso, además de la parte interactiva con los chiquitos, que deja a uno sorprendido.

En el colegio “La Ronda” del ensanche Ozama un niño me dijo: “Si usted pudiera hablar con las hermanas Mirabal ahora ¿qué les diría?

Compartiendo con los más chiquitos del colegio “Carol Morgan” uno de ellos a menudo decía: “A mí me gustan los alacranes”. Una de las personas presentes le dijo: “Pues escríbete un cuento, donde  el protagonista sea un alacrán”. Yo misma le aconsejé: “pero que sea un  alacrán bueno”, porque en este cuento el alacrán es Trujillo.  El niño quedó callado por un rato y después se le oyó decir: “Pero las mariposas van a picar”. Dejó claro que el cambio de roles no se iba a dar solamente  en el alacrán. También me emocionó cuando en la Biblioteca Infantil y Juvenil República dominicana hicieron un número de poesía coreada con el poema “Palomita”. Otro motivo de inspiración es la lectura porque te abre nuevos horizontes para crear.

Un caso fue la Feria del Libro dedicada a México, en el pabellón de ese país vi un poemario  infantil de cuartetos y me gustó la idea. Quise comprarlo pero era exageradamente caro, por eso solamente me quedó la idea de hacer algo similar y de ahí nació “Versos de mi país”, donde la mayoría de las poesías son cuartetos. Uno de los poemas dice: “Eres única, cimera/de belleza sin igual, /eres la cigua palmera, /nuestra Ave Nacional”.   Y a propósito de que celebramos el centenario del nacimiento de  Pedro Mir voy a tomarme la libertad de  leer la poesía que le hice al poeta en este libro y que dice: “Hay un cantor en el mundo/que es Poeta Nacional/por su quehacer tan profundo/y compromiso social. /De los hombres de la caña/él expresó su sentir, /en versos que son del alma/ ¿Su nombre?: es Pedro Mir”.