BRISAS
LA HUMANIZACIÓN EN SALUD

ROSA FRANCIA ESQUEA
rosafranciaesquea@gmail.com 
Hace unos años, iba a ser intervenida quirúrgicamente y estando en la sala de cirugía  el enfermero había masacrado mi brazo derecho, intentado, infructuosamente,  localizar una vena para canalizarla.

Al llegar la doctora le llamó la atención porque  lo que  estaba agudizando el problema era la aguja que ya no servía; la respuesta de él fue que  el seguro solamente cubría una aguja; entonces la profesional le dijo muy airada: “¿tú le vas a echar a perder el brazo porque el seguro sólo le cubre una”? y de inmediato procedió a cambiarla.

Traigo esta anécdota a colación porque últimamente hay una preocupación mayor por la humanización de los servicios de salud e incluso organismos internacionales están impulsando programas en ese sentido en los países miembros.La humanización es una tarea que nos concierne a todos: desde el ciudadano que tiene a un enfermo en la familia hasta los gobiernos que están en la obligación de brindar servicios de calidad a la población, sobre todo a la de menos recursos económicos que es la que acude a los centros asistenciales públicos.

El personal  de salud, que incluye médicos, enfermeras, bioanalistas, farmacéuticos, y otros, tiene contraído un compromiso ético que lo obliga   velar por la salud de los pacientes.

Asimismo, todos debemos hacer conciencia acerca del derecho que nos asiste a recibir atenciones de calidad bien sea en los hospitales de manera gratuita  ¿?, a través de seguros médicos o cualquiera otra modalidad.Cuando haya humanización plena de ls servicios de salud no tendremos dos pacientes acostados en una cama de hospital ni mucho menos en los pasillos; no se dejará desangrar a un herido que llegue a una clínica solamente porque no haya quien  se responsabilice de los gastos; los pacientes asegurados  no sufrirán discriminación frente a los que pagan al contado.