Buena salud oral en la mujer

V4

Doctora Dolmarys Márquez
Info@odontodom.com
Existen etapas en la vida de toda mujer en que los cambios hormonales son mucho más marcados como, en la pubertad, durante el periodo menstrual, en el embarazo y la menopausia.
La mujer es más cuidadosa con relación a su salud oral, pero desconocen que los cambios hormonales durante las diferentes etapas de la vida las hacen más susceptible a padecer enfermedades orales.
Conocer y entender que esos cambios pueden afectar la salud oral y por ende la salud general, compromete a toda mujer a tomar cuidado con la higiene bucal y realizar visitas periódicas al odontólogo.
Durante estos periodos se pueden presentar afecciones en la cavidad oral como las aftas, las cuales son pequeñas úlceras dolorosas en mejilla, lengua, paladar y encías, otra afección es la gingivitis o inflamación de las encías, xerostomía lo cual es una resequedad oral debido a que se ve afectado la cantidad de flujo salival y en mayor proporción están propensas a padecer problemas periodontales.
En la pubertad el organismo experimenta fuertes cambios hormonales y afectan significativamente las encías, aumento de la sensibilidad y cambio de coloración e inflamación de estas.
De igual modo durante los periodos menstruales muchas mujeres presentan alteraciones gingivales, tener una correcta higiene oral y una nutrición balanceada ayudan de manera especial a controlar esa situación durante esos días.
Uno de los efectos secundarios más comunes del uso de anticonceptivos orales es que  puede producir inflamación gingival pudiendo incluso presentar dolor y sangrado. Otra situación que se da en algunas mujeres es un cambio de la secreción salival produciéndose más cantidad de cálculo dental (sarro), lo cual provoca mayor inflamación y sangrado.
En el embarazo se hace necesario mantener una correcta rutina de cuidado oral, la cual incluye un cepillado adecuado, uso del hilo dental y enjuagues orales. Debido al aumento de los niveles hormonales se presenta una inflamación mayor de las encías, sangrado gingival y enfermedad periodontal.
Estudios demuestran que mujeres embarazas que padecen enfermedad periodontal tienen mayor probabilidad a tener bebés prematuros. El periodo ideal para realizar tratamientos odontológicos es durante el cuarto y sexto mes de embarazo. En la menopausia pueden ocurrir cambios en las condiciones generales de la cavidad bucal, tales como resequedad oral, las encías pueden tomar un aspecto como brilloso y seco y sangrado espontáneo. El manejo que dan los ginecólogos y la ingesta de hormonas durante este periodo, disminuyen notablemente los síntomas y molestias.

Al notar cambios en la cavidad oral como, sangrado gingival, encías rojizas, mal aliento y aumento de grosor de las encías, se recomienda visitar al dentista, mantener una sana alimentación y una correcta rutina de higiene oral diaria.