Buenas noticias para economía EEUU: inflación cero

WASHINGTON, (EFE).– Las ventas de los minoristas de Estados Unidos aumentaron un 1,7 por ciento en junio, un mes en el cual no hubo inflación, unas cifras facilitados por el gobierno que alegraron a los mercados.  El Departamento de Trabajo aguó un poco la fiesta con el dato de que el número semanal de nuevas solicitudes de subsidio por desempleo alcanzó la cifra más alta en seis semanas, pero eso se debe a los despidos temporales habituales durante el verano en la industria automovilística.

Las ventas de los minoristas subieron un 1,7 por ciento en junio, después de una disminución del 0,3 por ciento el mes anterior, informó el Departamento de Comercio.

La mayoría de los analistas había calculado un incremento del 1 por ciento.

El aumento fue mayor principalmente por las ventas de vehículos automotores, estimuladas por las rebajas de precios, y las compras de ropas, sillas de playa, parrillas y otros artículos veraniegos.

Si se excluyen las ventas de vehículos automotores, los negocios de los minoristas crecieron un 0,7 por ciento en junio.  El mes pasado las ventas de automóviles tuvieron el mayor incremento en lo que va del año. 

En un año las ventas de General Motors, el mayor fabricante mundial de automóviles, han subido un 47 por ciento, debido en parte a que la firma puso en práctica un programa que permite que los consumidores adquieran vehículos a los mismos precios que obtienen los empleados de la GM.

Las ventas de los minoristas representan casi la mitad de todo el gasto de los consumidores que, a su vez, en EEUU representa más de dos tercios del Producto Interior Bruto (PIB) del país.

El índice de precios de consumo (IPC) se mantuvo sin cambios en junio, y bajaron los precios de la energía, según otro informe del Departamento de Trabajo.

Si se excluyen los precios de combustibles y alimentos, el IPC subió en junio un 0,1 por ciento.

La mayoría de los analistas había calculado un incremento del 0,2 por ciento en el IPC para el mes pasado.

El IPC interanual ha subido un 2,5 por ciento, el menor incremento desde septiembre pasado. En el año, el núcleo del IPC o inflación subyacente ha subido un 2 por ciento.

En su reunión del 29 y 30 de junio la Reserva Federal (banco central) decidió que continuaría con su política de ajustes monetarios graduales y moderados que, hasta ahora, ha sustentado un ritmo de crecimiento económico de más del 3 por ciento, y ha contenido las presiones de inflación.

Estos datos empujaron al alza los valores de las acciones con subidas en el índice Dow Jones, el Nasdaq y el Standard and Poor 500.

En el terreno del empleo, el Departamento de Trabajo informó de que la cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo presentadas en EEUU subió en 16.000 la semana pasada y alcanzó a 336.000.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas se mantuvo casi sin cambios en 320.750. En la semana anterior el promedio de cuatro semanas estaba en 320.500.

El número de trabajadores que seguía cobrando el subsidio por desempleo, pagado por los Estados, subió en 45.000 en la semana que concluyó el 2 de julio, y se ubicó en 2,62 millones, la cifra más alta en cuatro semanas.

El promedio en cuatro semanas de las personas que seguían cobrando el subsidio bajó en 5.000 y quedó en 2,6 millones, informó el Departamento de Trabajo. El subsidio por desempleo, en general, está disponible durante 26 semanas para los trabajadores que pierden el empleo por razones ajenas a ellos.

El nivel de nuevas solicitudes ha bajado en casi el 6 por ciento durante el último año. En julio de 2004 el promedio semanal era de unas 340.000.