Buque escuela colombiano visita RD

El próximo 15 de noviembre el Buque Escuela ARC GLORIA, de la Marina de Guerra Colombiana, iniciará el tradicional crucero de entrenamiento cuyo objetivo principal es el entrenamiento de Grumetes. El Buque está bajo el Comando del señor Capitán de Navío Jesús Alberto Bejarano Marín y cuenta con una tripulación de trece oficiales y 51 suboficiales.

En esta ocasión llevan en entrenamiento un grupo de 80 Grumetes pertenecientes a la Escuela de Suboficiales ARC BARRANQUILLA. Un desarrollo del crucero, el buque estará de visita en el puerto de Santo Domingo entre el 19 y el 22 de noviembre. Durante su estadía, la unidad atenderá diversos compromisos e intercambios con la Marina de Guerra Dominicana. También, los días 20 y 21, entre las 10:00 a.m. y 5:00 p.m., el buque estará abierto para visitas del público en general.

La historia del velero “Gloria” se remonta a 1966 cuando mediante Decreto No. 111 de enero del mismo año, siendo Comandante de la Armada el señor Vicealmirante Orlando Lemaitre Torres, el Gobierno colombiano autorizó a la Armada Nacional para adquirir un buque de vela tipo bergatín barca, de tres palos, con el fin de destinarlo como Buque Escuela de la Armada Nacional.

Se cuenta que por esa época, en muchas reuniones de trabajo o de índole social con los mandos militares, el tema preferido del Almirante Lemaitre siempre fue la necesidad del Buque Escuela. Finalmente, con su emotividad y claros razonamientos llegó a entusiasmar tanto al entonces Ministro de Defensa, General Gabriel Rebeiz Pizarro, que éste, totalmente convencido de la necesidad del buque y frente a varios oficiales durante una reunión social, manifestó su aprobación al proyecto y para confirmar su decisión, tomó una servilleta y escribió “vale por un velero” firmado con su nombre.

Tras este curioso “pacto”, el contrato formal se firmó el 6 de octubre de 1966 con la Sociedad de Construcción Naval Española con sede en Bilbao y se puso en ejecución en abril de 1967.

Como interventor de la construcción fue seleccionado el señor Capitán de Fragata Benjamín Alzate Reyes (q.e.p.d.) y el 12 de diciembre del año en mención se llevó a cabo la ceremonia de botadura del casco al agua en la “Ría de Nevión”. A esta ceremonia asistió la señora Gloria Sawadsky de Rebeiz, esposa del General Rebeiz pues este último murió antes de conocer la obra por la que luchó.

En el mes de agosto de 1968 un grupo de marinos conformado por oficiales, suboficiales y personal civil, tuvo el privilegio de ser comisionado para trasladarse al viejo continente, con el objeto de participar en la última etapa de la construcción y recepción del velero.

El 7 de septiembre de 1968 a las 17:30 horas, estando la unidad atracada en el Muelle del Canal de Deusto, se llevaron a cabo los actos oficiales para la ceremonia de Afirmado del Pabellón Nacional en el buque.

Durante esta ceremonia el poeta nadaista Gonzalo Arango pidió permiso para hablar y una de sus frases de su informal discurso quedó inmortalizada en una placa que aún se conserva en el pasillo de babor del velero y expresa: “Colombia es un país rodeado de mares por todas partes menos por el corazón de sus marinos donde la patria es amor”.

Después de la ardua instrucción a su primera tripulación, de adelantadas las correspondientes pruebas de mar y detallados todos los aspectos de marinería, el 9 de octubre de 1968, la unidad zarpó a su primera singlatura, soltando los cabos en el puerto del Ferrol del Caudillo para luego arribar al Puerto Colombiano de Cartagena de Indias el 11 de noviembre de 1968.

Desde entonces ha sido el Alma Mater de los marinos de Colombia. En él se aprende navegación costera y astronómica, operación de equipos como radares y anemómetros, maniobras con velas y cabos, pitadas marineras, don de mando e incluso el conocimiento y uso de las tradicionales pipas marineras. En él se viven momentos inolvidables que ayudan a forjar el temple y carácter necesario de sus tripulantes, caballeros de mar, que llevan con orgullo e hidalguía un mensaje de paz y progreso por los puertos y mares del mundo.