Buscan mejorar calidad del café

POR EVARISTO RUBENS
El Instituto de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF) y el Consejo Dominicano del Café (CODOCAFE) presentaron a organismos internacionales de cooperación y al subsector cafetalero dominicano, el proyecto “Mejorando la Calidad y Diferenciando el Café Dominicano”, con un costo de más de US$2.6 millones. 

El proyecto define la estrategia interinstitucional ampliada sobre generación y validación de tecnologías para la producción de cafés especiales. 

Esta iniciativa tiene como objetivo, mejorar la productividad  y la calidad del café a nivel nacional, mediante la creación de las condiciones tecnológicas para posesionar este producto en los mercados internacionales. 

Los beneficios del proyecto estarán repartidos entre más de 50,000 productores y medio millón de familias dominicanas, que dependen del cultivo de este grano aromático.

Al dar la bienvenida a los participantes, el director ejecutivo del IDIAF, ingeniero Rafael Pérez Duvergé, afirmó que aplicando nuevas técnicas de manejo de poscosecha, se logra la sostenibilidad de un producto como el café, que a pesar de los vaivenes de los precios en los mercados internacionales, es el rubro que ocupa la segunda posición en la generación de divisas fuertes para el país con aportes superiores a los US$16 millones.

Pérez Duvergé afirmó que en la actualidad, el café dominicano tiene una excelente oportunidad de penetrar en nuevos nichos de mercados, con la expansión mundial del consumo de esta bebida. 

Dijo que “para que nuestro café pueda posicionarse en esos mercados, precisamos mejorar nuestra oferta de calidad y eso se logra validando y generando tecnologías de cosecha y manejo de poscosecha”.

De acuerdo al funcionario, uno de los grandes retos del café criollo consiste en superar sus niveles tradicionales de calidad, que en la actualidad motivan la penalización en la bolsa del café de Nueva York.

Expresó ante los miembros de la cadena del café que reúne a productores, casas procesadoras y especialistas en el cultivo del grano, que con los cambios en los patrones de consumo en los países de destino, el café dominicano entraría en el renglón de los cafés especiales.

Esos tipos de cafés se cultivan bajo sombra y en alturas superiores a los 800 metros por encima del nivel del mar, llenando expectativas especiales en término de sus características organolépticas, lo cual debe ser utilizado dentro de la estrategia nacional de mercado del café convencional, orgánico y de comercio justo.

En el mismo escenario también se expresó el director  ejecutivo de CODOCAFE, Fausto Burgos, quien además resaltó que el café es un cultivo de importancia económica y social.

Agregó que ese cultivo también interviene en mantener la biodiversidad y la conservación de suelos y agua, ya que reforesta las zonas montañosas, donde nacen las principales fuentes fluviales del país. 

Sostuvo que el proyecto “Mejorando la Calidad y Diferenciando el Café Dominicano”, llega enhorabuena cuando más japoneses, norteamericanos y europeos prefieren el café como bebida estimulante, ampliando el mercado del producto a dimensiones insospechadas.

Las explicaciones sobre la estrategia de financiamiento e implementación, estuvieron a cargo de la ingeniera María Cuevas, del Programa de Valor Agregado del IDIAF, en representación de los técnicos de ambas instituciones.

Cuevas destacó que el proyecto tiene un costo superior a los US$2.6 millones, una parte será financiada con aportes de organismos internacionales de ayuda no reembolsable, CODOCAFE, IDIAF, asociaciones y federaciones de caficultores. 

Asimismo, presentó el conjunto de técnicas de cosecha y poscosecha para mejorar la productividad y calidad del café. 

La especialista resaltó que la calidad del café se logra aplicando técnicas adecuadas de cultivo, pero también mejorando los sistemas de recolección, despulpado, lavado y almacenaje del grano, entre otras.