Buscan poner freno a la austeridad

europa

MADRID. Los países del sur de Europa, duramente golpeados por la crisis, acudieron este domingo a las urnas con la tentación de mostrar su descontento hacia las políticas de austeridad que han dominado el continente en los últimos años.

Pero el previsible voto de castigo en las elecciones legislativas de la Unión Europea (UE) no tendrá en todos ellos el mismo impacto: los sondeos apuntan a una victoria de la izquierda radical en Grecia y un avance de partidos antisistemas en Italia, aunque en España y Portugal los electores parecen decantarse por los desgastados pero aún hegemónicos partidos tradicionales de derecha o izquierda.

En Madrid, Atenas, Lisboa o Roma, los electores denuncian los férreos ajustes decretados para colmar los déficit presupuestarios e impedir que la deuda pública siga trepando a inveles insostenibles, pero que hundieron a sus países en la recesión y dispararon el desempleo.

“Con 52 años, he tenido que volver a casa de mi madre de 91 años. Vivimos los dos con su pensión de 631 euros mensuales”, explica Antonio Gomes, un empresario portugués en el paro.