Buscarán un consenso sobre gastos

POR PEDRO GERMOSEN
Representantes del gobierno y los líderes del Congreso Nacional se reunirán en procura de un consenso sobre el proyecto de Presupuesto de Ingresos y Ley de Gastos Públicos del 2005, que tiene un monto de RD$150,000 millones, a fin de agilizar su aprobación en las cámaras legislativas.

Al dar la información, el presidente de la comisión de Presupuesto del Senado, Pedro Alegría, dijo que los legisladores buscarán un equilibrio en los gastos de inversión del Gobierno en beneficio de los pobres, la clase media y los pueblos más necesitados.

El representante de San José de Ocoa dijo que los principales líderes del Congreso, entre ellos los presidentes del Senado, Andrés Bautista García, y de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, se reunirán a partir de la semana próxima con el secretario Técnico de la Presidencia, Temístocles Montás; el director de Presupuesto, Rubén Peña, y otros miembros del equipo económico gubernamental para consensuar el proyecto de Presupuesto del 2005.

En la reunión participarán también, informó, los miembros de las comisiones de Presupuesto de ambas cámaras legislativas.

Tras recordar que el Congreso tiene la facultad constitucional de reformar la pieza legislativa, el senador Alegría significó que lo prudente es que haya un acuerdo previo entre los poderes Ejecutivo y Legislativo para impulsar el desarrollo a través de un Presupuesto de consenso.

Significó que el 30 por ciento de aumento salarial en el nivel mínimo sigue siendo irrisorio frente a una devaluación acumulada de varios dígitos, pero consideró que en esta coyuntura ese porcentaje es atendible.

Alegría manifestó que el nuevo Presupuesto de la nación debe hacer énfasis en los sectores salud y educación, vivienda y agropecuaria.

Advirtió que las autoridades no deben perder de vista la ejecución de planes de compensación social en beneficio de los sectores más perjudicados por la inflación y el desempleo.

El legislador del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) expresó que la inversión del Estado también debe incidir en el sector energético mediante la subvención del gas propano a los hogares más empobrecidos.

Igualmente, añadió, las inversiones deben aumentar la generación de electricidad a través de las hidroeléctricas y la energía no convencional para reducir la factura petrolera que, según afirmó, incide negativamente en la economía nacional.

Alegría expresó que los congresistas, preocupados por el auge de la violencia, tratarán de que el Poder Ejecutivo destine recursos adicionales para la seguridad de la población, mediante la adquisición de los equipos que necesitan los miembros de la Policía Nacional y demás organismos de seguridad del Estado.

El congresista de la oposición advirtió que el Gobierno no debe escatimar esfuerzos y recursos para detener el incremento de la criminalidad y la delincuencia.

Entre las medidas de compensación, el presidente de la comisión de Presupuesto del Senado citó el aumento de las ventas populares de artículos de la canasta familiar, así como las boticas populares mediante la venta de medicamentos genéricos esenciales.

“Los técnicos del Gobierno tienen sus números y nosotros tenemos los nuestros sobre los ingresos internos y externos proyectos para el ejercicio del 2005, por lo que urge una reunión entre las partes para analizar, comparar y consensuar el nuevo Presupuesto como instrumento de desarrollo de la nación”, significó Alegría.

Según el numeral 23 del artículo 55 de la Constitución de la República, el Poder Ejecutivo deberá someter al Congreso, durante la segunda legislatura ordinaria, el proyecto de Presupuesto de Ingresos y Ley de Gastos Públicos del año siguiente.

La segunda legislatura ordinaria del año concluye el 14 de noviembre próximo.