Bush compara invasión Irak con fin de nazismo Europa

http://hoy.com.do/image/article/217/460x390/0/8EB40331-6B9C-4F3E-880E-E841CF34DAF5.jpeg

WASHINGTON (EFE).- En la víspera del primer aniversario del inicio de la guerra de Irak, el presidente de EEUU, George W. Bush, comparó ayer la invasión para derrocar a Sadam Husein con la liberación de Europa del dominio nazi en la II Guerra Mundial. Bush viajó hasta Fort Campbell (Kentucky) para reunirse con militares y familiares de la 101 División Aerotransportada, que se desplegó en el norte de Irak y que tuvo como éxito más destacado la muerte de los dos hijos varones de Sadam Husein, en julio pasado.

Esta División es además el contingente militar que más bajas mortales ha sufrido durante la contienda -60 muertos-, por lo que el presidente estadounidense quiso hacer un homenaje especial y, de paso, impulsar su carrera hacia la reelección en noviembre próximo.

Ante una audiencia entregada, que le recibió al grito de “USA, USA, USA”, Bush recordó que está misma 101 División Aerotransportada jugó un papel fundamental en el desembarco de Normandía (Francia), del que se cumplirá el 60 aniversario el próximo mes de junio.

El mandatario estadounidense recordó que la noche previa al día D el general Dwight Eisenhower se reunió con las tripulaciones de los C-47 que participaron en el bombardeo de las posiciones nazis.

“Les dijo a aquellos hombres que no se preocuparan porque tenían los mejores comandantes y los mejores equipos. Y uno de los hombres le dijo: ‘Demonios, general, no estamos preocupados. Es el turno de Hitler para preocuparse'”, relató Bush.

Según el presidente, “ese espíritu llevó a los soldados estadounidenses a lo largo y ancho de Europa para liberar todo un continente, y es el mismo espíritu que os llevó a vosotros por todo Irak para liberar a una nación”.

“Como vuestros padres y abuelos antes que vosotros, habéis liberado a millones de la opresión. Habéis contribuido al impulso en favor de la libertad en todo el mundo”, añadió.

Bush y su Gobierno se están multiplicando estos días para defender la guerra de Irak y los logros un año después de que comenzara un conflicto que ha costado la vida de más de 500 estadounidenses y a decenas de miles de iraquíes.

El aniversario llega en un momento especialmente delicado por el recrudecimiento de la violencia iraquí -con tres atentados en Bagdad y Basora en un plazo de 24 horas-, que pone en duda el optimismo expresado por la Casa Blanca sobre la estabilización de Irak.

Además, en los últimos días se ha visto como los más sólidos apoyos internacionales que había recibido Washington para justificar y llevar a cabo la guerra empiezan a resquebrajarse.

Primero en España, donde tras la victoria en las elecciones del pasado domingo de los socialistas, su líder, José Luis Rodríguez Zapatero, prometió que los soldados españoles se irán de Irak en junio si no hay un mandato claro de Naciones Unidas.

El segundo revés llegó de Polonia, cuyo presidente, Alexander Kwasniewski, dijo hoy en un encuentro con periodistas franceses que su país fue mal informado sobre las armas de destrucción masiva que supuestamente estaban en poder del régimen de Irak.

“Es verdad que, en lo que concierne a las armas de exterminio en masa, fuimos mal informados e inducidos a caer en un error”, afirmó el presidente de Polonia, país que tiene en Irak 2.400 soldados, el tercer contingente en importancia después de EEUU y el Reino Unido.

Los supuestos arsenales químicos y biológicos que tenía Sadam Husein, así como el peligro de que se hiciera con bombas nucleares en el plazo de un año, fueron el argumento principal para justificar la guerra, pero un año después no ha aparecido rastro de esas armas.

Kwasniewski, uno de los más firmes aliados de Bush en Europa, aseguró, no obstante, que en la situación actual la retirada de las tropas polacas de la coalición en Irak no tendría sentido.

Mientras, la Casa Blanca sigue empeñada en mantener la unidad de lo que bautizó como “la coalición de voluntarios”, a la que pidió seguir trabajando de manera conjunta para derrotar a los terroristas en Irak y en todo el mundo.