Bush-Kerry siguen empatados

Washington (EFE).- El presidente de EEUU, George W. Bush, y su rival demócrata en las elecciones, John Kerry, continúan empatados a falta de tan sólo 17 días para los comicios del 2 de noviembre, según una encuesta de la revista “Newsweek”.

   La encuesta, dada a conocer hoy, sábado, indica que en una carrera a dos bandas, el presidente cuenta con el favor del 48 por ciento del electorado, frente al 47 por ciento que apoya a Kerry, una diferencia muy inferior al margen de error, de cuatro puntos, y que por lo tanto se considera empate técnico.

   Si se introduce en la ecuación al candidato independiente Ralph Nader, la diferencia entre los dos principales aspirantes se ensancha ligeramente: Bush mantiene un apoyo del 48 por ciento, mientras que el de Kerry cae al 46 por ciento y Nader recibe el 1 por ciento.

   Entre los votantes que probablemente acudan a las urnas, el 50 por ciento favorece al presidente, mientras que Kerry recibe el aval del 44 por ciento y Nader se mantiene en el 1 por ciento.

   Estos resultados implican que el resultado definitivo puede depender muy mucho de la participación electoral.

   Entre aquellos que se definen como votantes por primera vez, el candidato demócrata es el favorito con un 57 por ciento frente al 36 por ciento que elige a Bush.

   Según esta encuesta, el número de indecisos es ya muy reducido, pero aún suficiente para inclinar la balanza de un lado o de otro, y representa el once por ciento del censo electoral.

   Al desglosar los datos, Bush recibe el apoyo del voto femenino, que se inclina por el presidente en un 49 por ciento, frente al 43 por ciento de mujeres que se inclina por Kerry.

   El candidato demócrata, por contra, cuenta con una mayoría del voto masculino, el 50 por ciento, frente al 46 por ciento que se inclina por el presidente.

   Kerry también recibe el apoyo de un 50 por ciento de los jóvenes, frente al 41 por ciento que respalda a Bush, mientras que los mayores se inclinan por el demócrata en un 54 por ciento, frente al 39 por ciento que favorece al republicano.

   Bush domina en el segmento de población entre los 30 y los 49 años, al recibir el 56 por ciento de los votos frente al 39 por ciento de Kerry.

   El resultado está más igualado entre los electores de 50 a 64 años, que en un 46 por ciento se inclinan por el presidente y en un 48 por ciento respaldan al senador.

   La encuesta indica que el índice de aprobación del presidente -un dato que se considera más estable estadísticamente que el apoyo a un candidato u otro- se encuentra en el 47 por ciento.

   Casi la mitad de los votantes, el 48 por ciento, declara que no quiere ver a Bush reelegido, y una cantidad casi idéntica, el 47 por ciento, quiere verlo otros cuatro años en la Casa Blanca.

   Históricamente, un presidente que se presenta a la reelección con una popularidad inferior al 50 por ciento resulta derrotado en los comicios.