Bush lanza advertencia por crisis en Ucrania

http://hoy.com.do/image/article/35/460x390/0/70A882D7-3D03-4C50-9FD6-507E5DEFF216.jpeg

DE LOS SERVICIOS DE HOY
RAWFORD, Texas.- El presidente George W. Bush advirtió ayer que el mundo “está observando con mucho cuidado”” mientras el comité de elecciones de Ucrania examina denuncias de fraude electoral tras los disputados comicios presidenciales en la ex república soviética. Estados Unidos y otras naciones occidentales han denunciado un vasto fraude en la segunda ronda de las elecciones presidenciales en Ucrania.

   Bush, en declaraciones a periodistas en esta localidad donde pasa breves vacaciones, dijo que tiene esperanzas de que pueda emerger en Ucrania un claro y creíble ganador.

   “Hay gran cantidad de denuncias de fraude electoral que ponen en dudas los resultados de la elección””, dijo.

   “La comunidad internacional está observando con mucha atención””, indicó el presidente. “La gente está prestando gran atención a esto y, esperamos que (la situación) se resuelva de una manera que brinde confianza al gobierno ucraniano””.

TRATAN CRISIS

Los candidatos presidenciales de Ucrania, Viktor Yanukovitch y Viktor Yushchenko, acordaron ayer instalar una comisión que resuelva pacíficamente la crisis política y social desatada tras las elecciones del domingo.

   Yanukovitch, primer ministro y supuesto vencedor de la elección, y Yuschenko, quien denuncia un fraude, también coincidieron en rechazar el empleo de la fuerza, señaló el presidente saliente Leonid Kuchma en un comunicado.

   Yushchenko, por su parte, exigió realizar el 12 de diciembre una nueva segunda vuelta de las presidenciales y advirtió que no admitirá que las negociaciones demoren más de unos pocos dias.

   “Si Yanukovich quiere ensuciar las cosas, tomaremos medidas activas”, afirmó ante decenas de miles de seguidores concentrados desde el lunes en la Plaza de la Independencia de Kiev.

   La reunión se realizó con la presencia de tres mediadores europeos y uno ruso y fue el primer encuentro entre ambos líderes desde que la oposición impugnó por fraudulenta la victoria de Yanukovitch.

   “A fin de asegurar el proceso de negociación, las partes establecieron un grupo de trabajo para elaborar una decisión conjunta que resuelva la crisis política”, según el comunicado leído por Kuchma.

   “El grupo de trabajo comenzará sus tareas inmediatamente”, añadió.

   La reunión duró tres horas y se realizó mientras decenas de miles de seguidores de Yuschenko manifestaban en el centro de Kiev. Un grupo menos numeroso de partidarios de Yanukovitch se concentró en la principal estación de trenes de la capital ucraniana.

RUSIA PREOCUPADA

En tanto, el canciller Sergey Lavrov dijo ayer que Rusia está preocupada por los intentos de Occidente de influir en la situación en Ucrania, donde las acusaciones de fraude electoral han provocado una turbulenta crisis política con manifestaciones callejeras de los partidarios de la oposición.

   “El intento de algunos estados para que la situación en Ucrania salga del ámbito legal provoca preocupación, especialmente cuando algunas capitales europeas dicen no aceptar las elecciones y su próximo postulado es que el país debe alinearse con Occidente””, dijo Lavrov en una conferencia de prensa.

   “El pueblo ucraniano debe decidir con quién desea estar el país, y ese tipo de declaraciones hacen pensar que alguien realmente desea trazar nuevas divisiones en Europa””, dijo.

   Lavrov indicó que ambos candidatos habían interpuesto recursos legales para protestar por los resultados de las elecciones.

   La crisis de Ucrania ha dividido a Moscú y Occidente, impulsando su rivalidad posterior a la Guerra Fría para influir en Europa.

   El presidente Kuchma dijo que lo primero que acordaron los dos líderes fue resolver pacíficamente el más serio conflicto que sacude a Ucrania desde el fin de la Unión Soviética.

   “Estamos en contra de cualquier fuerza que pueda conducir hacia un aumento del conflicto y un baño de sangre”, dijo Kuchma citando la declaración conjunta.

   A la reunión asistieron como mediadores los presidentes Alexander Kwasniewski de Polonia y Valdas Adamkus de Lituania, el presidente de la Duma (cámara baja del parlamento ruso), Boris Gryzlov, y el Alto Representante de la Unión Europea (UE) para la política exterior, Javier Solana.

   El funcionario europeo dijo quen la calidad de las futuras relaciones de la UE con Ucrania depende del respeto de la democracia.

   “Les digo una vez más que queremos desarrollar una relación profunda con una Ucrania democrática. Pero quiero decir que la calidad de esa relación dependerá de la calidad de la vida democrática en Ucrania”, afirmó Solana.

   Moscú apoyó abiertamente a Yanukovitch durante la campaña electoral y el jueves el presidente ruso Vladimir Putin defendió en la cumbre ruso-europea los resultados de las elecciones que, para Occidente, fueron fraudulentas.

   Antes de reunirse con su rival, Yanukovich dijo a sus seguidores que no quiere el poder si debe pagar “el precio de la sangre”.

   “Estimo la vida de cada persona. No quiero el poder si conlleva un derramamiento de sangre”, declaró antre unos 20.000 simpatizantes. No obstante, instó a sus partidarios a impedir “el golpe de Estado” que, según dijo, está perpetrando la oposición.