Bush: militares sufrirán por bloqueo de fondos

http://hoy.com.do/image/article/304/460x390/0/A0E594DD-1A4F-4F92-8EA5-DABE51CF0DC6.jpeg

WASHINGTON, (AFP).- El presidente estadounidense George W. Bush advirtió ayer martes que los militares y sus familiares serán quienes paguen el precio de un prolongado bloqueo al financiamiento de la guerra en Irak y Afganistán.

Si el Congreso no aprueba una ley de financiamiento, “si ellos no cambian de dirección en las próximas semanas, el precio de ese error será pagado por nuestras tropas y sus seres queridos”, dijo Bush a la prensa.

“El punto es que la negativa del Congreso a financiar a nuestras tropas en el frente también significa que algunas de las familias de nuestros militares podrían esperar más para que regresen sus seres queridos”, dijo Bush.

“Otros pueden ver a sus familiares regresar a la guerra antes de lo previsto. Eso para mí es inaceptable, y creo que es inaceptable para el pueblo estadounidense”, precisó.

Como ejemplo señaló que los soldados ya desplegados sobre el terreno podrían tener que ampliar los plazos de sus misiones, y los que ya han regresado a Estados Unidos tendrían que volver a la guerra antes de lo previsto.

“Es inaceptable para mí y creo que también para los estadounidenses”, aseveró el jefe de la Casa Blanca, quien volvió a retar a las dos cámaras a que le envíen las propuestas legislativas que ya han aprobado para vetarlas.

La iniciativa del Senado establece como objetivo no vinculante la retirada de las tropas de Irak antes de abril de 2008, mientras que la de la Cámara de Representantes fija septiembre del próximo año como fecha límite y vinculante para la retirada total.

   Ambas propuestas tienen que ser armonizadas en un proceso bicameral para lograr un único texto final que sería enviado al despacho presidencial.

   Bush quiere que eso ocurra cuanto antes. Hoy lo ha dejado muy claro, al afirmar que si lo que tratan los demócratas es de mantener una batalla política, entonces deben mandarle esa “ley inaceptable lo antes posible”.

   “La vetaré y el Congreso podrá centrarse en aprobar los fondos para nuestras tropas sin condiciones y sin retrasos”, agregó el gobernante.

   Es un desafío fácil para Bush, teniendo en cuenta que para los demócratas es prácticamente imposible superar su veto, ya que necesitarían el apoyo de los dos tercios de cada una de las cámaras legislativas.

   Lo que no es normal, a juicio del presidente, es que tanto senadores como legisladores se hayan ido de vacaciones de primavera “sin terminar su trabajo”.

   En caso de que no lo hagan cuanto antes, aseguró, “el precio lo pagarán nuestras tropas y sus familias”.

   Decidan lo que decidan, “esperamos que vuelvan, tengan la ley y la traigan a mi despacho”, señaló Bush antes de recalcar que no la firmará “si fija calendarios artificiales para la retirada, recorta fondos para nuestras tropas o dice a los generales cómo llegar una guerra”.

   Las advertencias del mandatario se producen después de que el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, anunció su intención de promover una propuesta legislativa para bloquear todos los fondos destinados a la guerra a partir del próximo año.

   Ese proyecto, ideado por el legislador demócrata Russ Feingold y copatrocinado por Reid, establece tres excepciones, según las cuales se permitirían gastos para operaciones “selectas” y “limitadas” en contra de la red  Al Qaeda, para proteger al personal militar y para entrenar a las fuerzas de seguridad iraquíes.

   “Si el presidente veta el proyecto de asignaciones adicionales y continúa resistiéndose a cambiar el rumbo en Irak, me aseguraré de que esta ley sea sometida a votación en el Senado en el próximo periodo de sesiones”, advirtió.