Bush y demócratas en lucha campal
por fondos adicionales para guerra

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/57090E42-C3D5-4E9B-B7B7-6F2AA075CE2D.jpeg

Washington (EFE).- El presidente de EEUU, George W. Bush, y Howard Dean, presidente del Comité Nacional Demócrata, se enzarzaron ayer en un fuego cruzado sobre la aprobación de más fondos para la guerra en Irak y la retirada de las tropas del país árabe.

“Los demócratas han aprobado proyectos de ley que impondrían restricciones a nuestros comandantes, fijarían una fecha arbitraria para el repliegue y financiarían gastos domésticos que no tienen nada que ver con la guerra”, disparó Bush durante su discurso radiofónico semanal de los sábados.

Dean respondió diciendo que es hora de que el inquilino de la Casa Blanca ponga fin a la retórica de “a mi manera o de ninguna manera” y muestre respeto por el pueblo estadounidense “que votó por mayoría aplastante el dejar Irak”.

El de hoy es el último de una serie de encontronazos dialécticos entre Bush y los demócratas sobre la financiación extra para la contienda en Irak. La Cámara de Representantes y el Senado aprobaron los más de 100.000 millones de dólares adicionales para los conflictos de Irak y Afganistán solicitados por Bush.

El problema para la Casa Blanca es que ambos proyectos de ley vinculan el desembolso de esos fondos con el establecimiento de un calendario para la salida de los soldados estadounidenses de Irak.

La cámara baja fija la retirada para el 31 de marzo del 2008, mientras que la cámara alta solicita el repliegue de todas las unidades de combate para el primero de septiembre del próximo año.

Las dos iniciativas tendrán que ser armonizadas en un proyecto único que deberá ser ratificado por el presidente, aunque Bush ha dejado claro que vetará cualquier legislación que ponga fecha al fin de la participación militar estadounidense en Irak.

El mandatario volvió hoy al ataque al señalar que el retraso en la entrega de los fondos tiene un “impacto directo” en las vidas diarias de los soldados desplegados en Irak.

Ambas Cámaras del Congreso se encuentran en receso primaveral, por lo que la luz verde definitiva a la financiación podría tardar semanas en llegar. La aprobación se prolongaría aún más si Bush veta el proyecto, lo que haría que el proceso empezase de nuevo.

“Lo antes que la Cámara de Representantes y el Senado podrían hacer que una ley llegue a mi despacho sería en algún momento a finales de este mes, cuando las consecuencias negativas para nuestras tropas y sus familiares podrían ya haber empezado”, apuntó el presidente estadounidense.

Destacó que a menos que pueda firmar la legislación para mediados de abril, el ejército se verá obligado a considerar reducciones en los gastos en entrenamiento y equipamiento, un problema que se agravaría, según dijo, si no puede dar el visto bueno a una ley que le agrade hasta mediados de mayo.

Los líderes demócratas aseguran que Bush exagera, mientras que grupos no partidistas como el Congressional Research Service mantienen que el ejército tiene dinero suficiente para financiar las operaciones en Irak hasta julio.

Dean, por su parte, aseguró en la respuesta radiofónica demócrata al discurso de Bush, que “es hora de que el presidente y los republicanos en el Congreso dejen de intentar imponer su visión en este tema y trabajen con los demócratas para acabar la guerra”.

Los demócratas creen que el público les dará la razón dado que la victoria electoral de noviembre fue considerada una especie de referéndum sobre la guerra de Irak.

La Casa Blanca, por su parte, parece convencida de que los estadounidenses respaldarán al presidente en esta disputa pese a su reducida popularidad en las encuestas y la escasa credibilidad de su estrategia en Irak.

Bush se encuentra este fin de semana de descanso en su rancho de Crawford (Texas), hasta donde lo ha seguido Cindy Sheehan, la madre pacifista más famosa de EEUU tras haber perdido a un hijo en Irak.

Sheehan y alrededor de un centenar de seguidores protagonizaron una marcha en las inmediaciones del rancho de Bush el viernes.

La activista anunció que usará un megáfono para recitar en alto los nombres de todos los soldados muertos en Irak como parte de las protestas del fin de semana. 

Matan soldado EU

Bagdad (EFE).- Un soldado estadounidense murió y otros tres resultaron heridos ayer por el estallido de un artefacto explosivo en el oeste Bagdad, informó el mando norteamericano.

El militar, que falleció el pasado viernes, pertenecía, junto a sus compañeros heridos, a una brigada de las tropas de la coalición encabezada por EEUU, precisa un breve comunicado.

Este anuncio se produce pocas después de que el ejército estadounidense anunciase que uno de sus uniformados perdió la vida y otros cuatro resultaron heridos en ataque similar, perpetrado ayer, viernes, en el este de la capital.

Presidente no retirará las tropas

WASHINGTON (AFP) – El presidente George W. Bush volvió a rechazar este sábado un retiro en 2008 de las tropas estadounidenses de Irak y acusó al Congreso de mayoría demócrata de priorizar su política partidaria en detrimento de los intereses de los propios soldados.

En su mensaje radiofónico semanal, Bush acusó a sus adversarios demócratas de haber dividido a las tropas estadounidenses, que debieron tomar posición entre los que quieren permanecer en Irak y los que desean volver antes de lo previsto, debido a que los legisladores no se deciden a aprobar un proyecto de ley de urgencia para financiar la guerra en Irak y Afganistán. 

“Tenemos divergencias en Washington, pero no podemos poner a nuestros soldados en el medio”, declaró.

Los soldados no deben tomar “una posición política, para ellos (la ley) es una fuente de financiamiento clave que tendrá un impacto directo en sus vidas cotidianas”, subrayó el mandatario.

Bush se encuentra en un duro enfrentamiento con los demócratas, que son mayoría en el Congreso desde enero y que le exigen un retiro de las tropas de Irak en 2008, a cambio de aprobar la financiación de la guerra.

 

Tanto la Cámara de Representantes como el Senado adoptaron estas últimas semanas sendos proyectos de ley que asocian el financiamiento de la guerra para 2007 a un calendario de retiro de las tropas de Irak hacia 2008.

   Bush reiteró en varias oportunidades que vetaría estos textos, que aún deben ser ajustados antes de ser definitivamente aprobados en el Congreso.

   El mandatario fustigó a los demócratas por utilizar esta “ley de financiamiento como una vía para declarar públicamente sus posiciones respecto a la guerra”.

   El presidente criticó que debido al receso legislativo, el Congreso recién podrá presentar un texto a fines de este mes, lo que según él, será muy tarde.

   Los demócratas en el Congreso argumentan que es el propio Bush quien privará a los soldados de estos fondos de emergencia si veta el proyecto de ley que ellos definitivamente propongan.