Bush y Howard defienden presencia de tropas en Irak

WASHINGTON (AFP).- El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y el primer ministro de Australia, John Howard, rechazaron este martes en una conferencia de prensa conjunta los llamados a un programa de retirada de Irak, y concordaron en la importancia de las a veces difíciles relaciones con China.

“Es necesario que trabajemos juntos para reforzar, para China, la necesidad de que acepte ciertos valores como universales”, dijo Bush después de conversar con Howard en la Casa Blanca, citando específicamente los derechos de las minorías, así como la libertad de expresión y de culto.

“Vamos a discrepar de China en las cuestiones de derechos humanos”, dijo Howard, en la conferencia de prensa conjunta, en la cual ambos gobernantes pusieron el énfasis en su estrecha relación personal y en sus victorias políticas domésticas con el telón de fondo de una sangrienta insurgencia en Irak.

Bush, por su parte, dijo que las fuerzas de Estados Unidos destacadas en Irak volverán a casa “lo antes posible, pero tenemos que terminar la misión” y añadió que fijar un cronograma no tenía “ningún sentido” porque eso serviría para estimular a los responsables por la violencia iraquí.

El presidente estadounidense saludó este martes la reanudación de las negociaciones con Corea del Norte y dijo esperar que las mismas hagan actuar con “sentido común” al líder norcoreano Kim Jong-Il.

Bush afirmó: “le dije que queremos resolver la cuestión nuclear norcoreana en forma diplomática y que estamos contentos con la reanudación de las negociaciones de seis partes”.

“Somos sinceros cuando decimos que queremos trabajar con China, Corea del Sur, Japón y Rusia para hacer actuar con sentido común al líder de Corea del Norte”, añadió el presidente estadounidense.