Bush y Kerry usan el miedo para motivar
los electores

http://hoy.com.do/image/article/283/460x390/0/540CB42E-E2F5-4031-AE8C-A95F16857FC7.jpeg

ROCHESTER, Minnesota, EE.UU. (AP).- Los terroristas esperan el momento propicio para atacar. Los aviones estallan en pleno vuelo. Los candidatos en la liza presidencial recurren al factor del miedo para motivar a los electores.

   En la primera campaña presidencial en una nueva era de amenazas terroristas, el presidente George W. Bush y el senador demócrata John Kerry fomentan los temores más recónditos del público, e insisten que el próximo inquilino de la Casa Blanca personificará la diferencia entre si el país está más seguro o corre un riesgo mayor.

   La visión de Kerry está basada en informes de que el gobierno de Bush no vigiló adecuadamente casi 400 toneladas de explosivos que desaparecieron de un polvorín en Irak. El senador acusa al gobierno de Bush de fomentar el temor del público al mismo tiempo que insiste en hablar de sus esperanzas y en el peligro planteado por los explosivos desaparecidos.

   “Ciudadanos: este es el mismo tipo de explosivos que el usado en el atentado contra el vuelo 103 de Pan Am””, dijo Kerry esta semana en Las Vegas, en referencia al atentado de 1988 sobre la localidad escocesa de Lockerbie. “Este es el tipo de explosivos que destrozó el (destructor) Cole. Y hay aquí suficientes explosivos para dañar a Estados Unidos””.

   Bush afirma que su oponente no sabe de lo que habla cuando menciona los alijos de explosivos desaparecidos, y a continuación insiste que el mundo correría un peligro inminente si Kerry ocupa la presidencia de Estados Unidos.

   “Deseo recordar a los estadounidenses que si el senador Kerry se sale con la suya, seguiríamos rindiendo nuestro examen global, Saddam Hussein seguiría en el poder, controlaría todas estas armas y explosivos, y podría haberlos compartido con nuestros enemigos terroristas””, dijo Bush el miércoles.

   El tema central de la campaña electoral de Bush siempre ha consistido en destacar la peligrosidad de que sea elegido Kerry, pero el mandatario endureció sus ataques desde que pronunció un discurso el 18 de octubre en el que acusó al senador demócrata de tener tal mentalidad burocrática que sólo permitiría una respuesta contra los terroristas “después que Estados Unidos sea atacado””.

   Bush se considera un líder seguro de sí mismo y mejor protector del país, al mismo tiempo que recuerda al público el horror de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001, en los que murieron casi 3.000 personas en Nueva York, Washington y Pensilvania.

   “Los terroristas que mataron a miles siguen siendo peligrosos y están decididos a atacar nuevamente””, dijo el miércoles Bush en Lititz, Pensilvania. “Y el resultado de esta elección establecerá el rumbo de la guerra contra los terroristas … Si Estados Unidos se muestra dubitativo o da indicios de debilidad en esta década, el mundo se dirigirá hacia la tragedia””.

   Kerry afirma que su experiencia en combate en la guerra de Vietnam demuestra que no es el pusilánime que sostiene Bush. Kerry insistió que combatirá a los terroristas “con toda la intensidad con la que utilicé, y volví a utilizar, y los muchachos que iban en mis lanchas rápidas les contarán con qué bríos la empleábamos. Combatimos duramente””.

   No todas las advertencias son sobre muerte y destrucción, aunque si finalidad siguen siendo asustar al público.

   Bush afirma que las propuestas de Kerry cuestan demasiado y para costearlas tendrá que elevar los impuestos a la clase media. El senador demócrata sostiene que el mandatario podría restaurar el servicio militar obligatorio y piensa privatizar la seguridad social.