Búsqueda desespera a parientes de los náufragos

http://hoy.com.do/image/article/281/460x390/0/A2AEE496-0BE1-47F7-A42D-28F60822EEE9.jpeg

POR ELIAS RUIZ MATUK Y ANSELMO SILVERIO
Al menos nueve personas rescatadas con vida y nueve cadáveres recuperados de las aguas del Atlántico era hasta anoche el resultado de los esfuerzos de socorristas por localizar a cada una de las 33 personas que ocupaban una pequeña embarcación que zozobró la noche del lunes a dos millas de las costas de Luperón cuando sus tripulantes la dirigían al encuentro de barco que trasladaría a los viajeros hacia La Florida.

La Procuraduría General de la República prometió que investigará el naufragio y hará que sean castigados los responsables, no importa si son civiles o militares.

Las tareas de rescate iniciadas el martes por dos helicópteros de la Fuerza Aérea Dominicana fueron suspendidas a las 2.30 de la tarde debido a las difíciles condiciones del tiempo e insuficiencia de equipos. Buzos privados se lanzaron en búsqueda de unos 20 desaparecidos, algunos de cuyos parientes ofrecieron hasta $10.000 por la recuperación de cada cuerpo.

Al término de la jornada de ayer, otros cuatro cadáveres fueron recuperados de las aguas, con los que suman nueve el total de recuperados.

Ayer tarde se explicó que cuatro de los tripulantes de la embarcación lograron salir a tierra la misma noche de la tragedia y que escaparon a lugares desconocidos, pero que son buscados por las autoridades.

Mientras tanto, están detenidos en la comandancia policial de Puerto Plata los sobrevivientes Hipólito Aneudis Espinal, Carlos Manuel Tejada, Ismael de los Santos Tejada, Francisco Javier Rodríguez, Belkis Lugo, Eduardo Crisóstomo Ramos y Apolinar Lugo.

Dos cuerpos de mujeres fueron sacados ayer de las aguas. Uno correspondía a una persona de tez oscura y el otro a una blanca.

Entre los cuerpos rescatados ayer, se dijo que uno correspondía a un hombre que se desempeñaba como alguacil en la ciudad Santiago, pero su nombre no fue suministrado. De los cadáveres rescatados ayer sólo se identificó a Johnny Ricardo, nativo de Puerto Plata. La identidad de los demás no fue revelada por las autoridades que remitieron a los periodistas a la morgue del hospital Pablo Morrobel Jiménez, de Luperón.

Los soldados que rescataron los cuerpos de dos mujeres ayer, descontinuaron las labores debido a que los equipos con que cuentan para la tarea no son los más apropiados. “En el país no contamos con equipos para realizar estas labores de rescate”, precisó un oficial que pidió reservas de su identidad.

Los buzos privados que merodeaban la zona desde ayer se armaron de sus equipos y se adentraron a las aguas para rescatar los cuerpos, algunos de los cuales estarían incrustados entre las rocas.

Se presume que algunos cuerpos ya fueron devorados por los tiburones y otras especies marinas.

Entre los rescatados se encuentran Milagros Espinal, Johnny Ricardo, Julián Balbuena, Orlando Antonio Rodríguez y Orlando Lugo. Entre los muertos cuyos cuerpos no han sido recuperados se identificó a Bienvenido González, residente en el ensanche Dubeau, en la ciudad de Puerto Plata.

Las autoridades confirmaron que la embarcación que zozobró zarpó de las costas de Luperón, Puerto Plata,  con 33 personas a bordo que se enfrascaron en un viaje clandestino el pasado lunes.

Los muertos fueron identificados como Orlando Antonio Lugo, Balbuena Durezo, Bienvenido González, Milagros Espinal y Heidi Holguín.

Según datos oficiales obtenidos por este diario, las autoridades hicieron contactos con la Guardia Costera de los Estados Unidos, en Puerto Rico, a la que le pidieron ayuda debido a las dificultades del rescate,  pero cuando una brigada  puertorriqueña se disponía a zarpar hacia la costa de Luperón, “la misión fue abortada” por la persistencia de las malas condiciones del tiempo.

De acuerdo con las autoridades puertorriqueñas, el alto oleaje y los arrecifes hacían ayer casi imposible el rescate, además de que se pondría en peligro la aeronave y su tripulación.

En las labores de rescate están involucrados la  Fuerza Aérea Dominicana (FAD), los bomberos y miembros de la Defensa Civil, la Cruz Roja y la Policía Nacional. 

Desde la semana pasada, la Oficina Nacional de Meteorología había advertido sobre el flujo de vientos del Noreste como consecuencia de un sistema de baja presión en aguas del Atlántico.

Asimismo, el sistema frontal se mueve hacia el Este, al sur de la isla.  Hasta el momento y según el  último informe meteorológico, sigue en vigencia el aviso a los residentes en zonas bajas y áreas de playas de la costa Atlántica, la bahía de Samaná y el Canal de la Mona, debido a posibles penetraciones del mar, ocasionadas por rompientes superiores a los ocho pies de altura.

Según el mismo informe, en la costa Atlántica los vientos del Noreste alcanzan de 18 a 23 nudos, así como olas desde seis a nueve pies, lluvias débiles, por lo que se mantiene el aviso a los capitanes de las frágiles y pequeñas embarcaciones, de que deben permanecer en puertos.

HABLA EL PROCURADOR

Mientras tanto, el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, advirtió anoche que “sean civiles, militares o quienes sean” los responsables del naufragio de Luperón, Puerto Plata, tendrán que enfrentar la responsabilidad penal en la justicia.

Dijo que no permitirá que haya impunidad con relación a ese crimen contra tantos dominicanos.

Informó que el Departamento de Trata y Tráfico de la Procuraduría y la Fiscalía de Puerto Plata investigan todo el proceso de esa tragedia para dar con los organizadores de ese viaje.

Recordó que a su llegada a la Procuraduría investigó y sometió a la justicia a los responsables de otro viaje de indocumentados en el que murieron ahogados más de 30 dominicanos.

Domínguez Brito fue entrevistado previo a un seminario que organizó la Secretaría de la Mujer en el hotel V Centenario.